Soñar con… Puerta

Soñé que estaba en mi ciudad y me llamó la atención ver una puerta abierta anclada en mitad de la calle. Medía unos tres metros de alto, era de vidrio y el marco de aluminio, pero no la rodeaban paredes, sino que solo estaba la puerta.

La atravesé y se cayó, sabía que iba a suceder, pero aun así pasé. Me giré para verla en el suelo y vi que un guarda de seguridad salió de un edificio de telefonía, recuerdo ver unos teléfonos monedero y unos carteles de empresa.

Generalmente, las puertas en los sueños suelen representar nuestra mentalidad u oportunidades que la vida nos ofrece. Si nos encontramos con la puerta abierta, hablamos de una posibilidad de avanzar en esa dirección.

puerta-abierta

La ciudad puede representar varios aspectos en función del tipo que sea. Dados varios elementos del sueño que ahora te comentaré, puedo deducir que en este caso hablaríamos de un punto de encuentro de diferentes ideas y creencias. Caminas por ella, pero es tu ciudad, por lo que estas reflexiones te son ya conocidas.

De pronto, aquella puerta de vidrio y aluminio. El primer elemento indica tu capacidad para ver más allá —tal vez, como hemos valorado en alguna que otra ocasión, esa cualidad para conocer lo que aún está por suceder— y el aluminio describe, o bien tu personalidad, o bien esa capacidad de la que te hablo, aunque yo me decantaría por lo segundo, dado que el metal está en esa puerta que representa dicha capacidad. Así, tu cualidad te pesará poco, es decir, te resultará fácil de sobrellevar. Pero aunque también sea dura, si la fuerzas puede romperse. Esto parece ser un mensaje muy directo hacia tu receptividad profética: desarróllala, podrás con ella, pero sé paciente para que no se tuerza.

Que esté abierta hace referencia a esa receptividad para con el Universo y que, tras pasar, la puerta se caiga, puede representar el hecho de que, una vez cruzada la línea, ya no podrás regresar. Es decir, asumida esa capacidad, después de potenciarla es muy posible que ya no puedas simplemente dejarla atrás.

Al girarte, ves a un guarda saliendo de una empresa de telefonía. Aquí la clave está en de dónde viene este personaje. Esta escena refleja tu necesidad para tomar mayor seguridad a la hora de expresarte. El edificio de oficinas puede denotar la existencia de una gran responsabilidad. En función del tamaño de este edificio, puede incluso suponer la posibilidad de hacer algo más o menos importante de cara a la humanidad.

En cualquier caso, si el enfoque de tu capacidad perceptiva no te parece que sea el objeto del sueño, siempre puedes tener en cuenta el primer párrafo. Las puertas abiertas representan, en definitiva, una mentalidad abierta y la presentación de nuevas oportunidades. Si es esta la sensación que tienes, el simbolismo del sueño puede cambiar por completo, siendo el edificio de oficinas y la ciudad un reflejo de alcanzar nuevas oportunidades empresariales. Así el vidrio se relacionaría con el futuro y el guarda con la capacidad para proteger bienes ajenos.

Enlaces de interés:

Deja una respuesta