Soñar con… La Luna

El otro día soñé que estaba con un señor mayor, un sensei que llevaba un sombrero tradicional japonés y tenía una barba gris enorme y muchas arrugas en la cara. Íbamos al cuarto de mis hermanos para que perfeccionara mi técnica, ya que antes me había estado enseñando defensa personal.

Había una chica (de pelo largo y negro) en la habitación sentada sobre una de las camas de mis hermanos, con las piernas cruzadas. Entonces le enseñé lo que había aprendido, ella observaba sin decir nada. Salí de la habitación para decirle al sensei que ya lo tenía controlado y él me enseñó más técnicas. De nuevo subí las escaleras de casa para ir al dormitorio y enseñarle lo recién aprendido a la chica de allí, aunque para ello me había quitado la camiseta, por lo que tenía los pechos al descubierto.

Después de eso, satisfecha por lo que había logrado, corrí por el pasillo de casa, donde residía el sensei. Este me encomendó una misión. No recuerdo en qué consistía, solo que empecé a correr y que había mucha gente, como en una gran ciudad donde los demás se empujaban para poder pasar. Quise subir por una escalera, pero como también estaba atestada de gente, me deslicé por los muros de la escalera colgándome de ellos con las piernas recogidas. Llegué al bordillo de una terraza, y desde ahí miré hacia abajo: el suelo de la calle ni se veía de lo alto que estaba, sentí vértigo.

Entonces vi la terraza de la otra casa, que estaba a un par de metros, y en el cielo, una escalera más. Parecía una de pared de color marrón. La primera escalera estaba pegada a la segunda, así que deslicé la segunda hacia el suelo hasta que supe que lo había tocado. Me aseguré de que estuviera bien apoyada y deslicé la primera hacia arriba, donde se podía apreciar la Luna. La Luna tenía cara, iba maquillada con colorete y todo. Subí por la escalera que se sujetaba sola en el aire y cogí algo de la Luna, aunque no recuerdo el qué.

sonar-con-la-luna

Ese sensei que te enseña técnicas de defensa personal es tu parte luchadora y dispuesta a defender tus intereses por encima de la intención de los demás. Por supuesto que te sientes satisfecha después de aprender lo que te han enseñado, porque tienes la sensación de que vas evolucionando, adquiriendo la experiencia que te da la vida y la usas para defenderte en ella.

Esa muchacha de la habitación también eres tú misma, probablemente tu parte supraconsciente, pues solo observa, no interviene, lo cual nos indique probablemente que se trata de un sueño con un mensaje importante.

El hecho de quitarte la ropa delante de ella nos estaría diciendo tan solo que estás intentando conectar con esa parte profunda de ti misma. Se trata de una reafirmación: quieres que tu yo interior confíe en ti, que vea lo mucho que vales y lo capaz que eres. La lucha forma parte de ti, pero no tiene por qué relacionarse con la violencia, sino con el hecho de que no permitirás que nadie te hiera, porque estás dispuesta a defenderte. Este sueño muestra una personalidad fuerte, y eso es muy, muy positivo.

Como es habitual, tienes una misión que cumplir. Esa misión es tu objetivo en la vida, y las escaleras que suelen aparecer en tus sueños, tu actitud luchadora por alcanzar tu meta, los pasos que das, la seguridad con la que atraviesas tu camino.

Me parece muy simbólico que tu misión sea, literalmente, alcanzar la Luna. Y lo consigues, coges lo que necesitas de ella y listo, misión cumplida.

¿Qué significa esto? Tu subconsciente te está diciendo que tienes la capacidad de luchar por lo que quieres, y que si te lo propones, serás capaz de lo más imposible, que conseguirás aquello que cualquiera te diría que es absurdo, que no se puede llegar hasta ahí.

Tienes que enfocar tu vida desde ese punto de vista: piensa en lo que quieres conseguir y no te dejes mermar por la cantidad de gente que intente frenarte por el camino, porque conseguirás esquivarlos y alcanzar tu meta. Incluso cuando ésta nos parezca a todos (a ti también) como “ir a la Luna”.

Por último, eso que coges de ella y no recuerdas qué es, en realidad no importa, tan solo el hecho de conseguirlo. Ten en cuenta los últimos párrafos porque tienes la capacidad de hacer en la vida lo que más deseas. Sin miedos, sin prejuicios, con tu afán de lucha.

  1. #1 Camila dijo:

    11 mayo 2018 a las 7:42 am

    He soñado que era un hombre pero era perseguido por una mujer que me quería matar por,según ella decía haberle arruinado la vida. Después de matarme con ayuda de otro hombre estos se irían a vivir a Grecia, pero me desperté y aún no habían c conseguido matarme..

Deja una respuesta