Significado de soñar con colores

Dentro de la interpretación y el significado de los sueños recopilado en este Diccionario de los sueños, encontramos lo que significa Soñar con colores.

Contenido del artículo

Soñar con colores

El significado de soñar con colores estará asociado, particularmente, a la conocida psicología del color. Esta idea expresa que, cada tono particular, simboliza una distinta sensación en quién lo ve o lo percibe, puesto que cada uno de ellos implica un aura diferente. De esta manera, podemos empezar pensando qué colores han aparecido en mayor proporción en nuestro sueño para entender qué podrían significar en nuestra vida.

Por eso, para analizar el significado de soñar con colores, es importante entender cuáles han sido las circunstancias oníricas en las que los has percibido. Ya que el abanico de posibilidades de interpretaciones es muy grande, siempre es bueno tratar de reducir al mínimo posible las variables, para que el resultado sea lo más cercano posible a la realidad. Sin más preámbulos, comencemos a analizar algunos de los colores que se nos pueden presentar en nuestros sueños.

Soñar con blanco

Empecemos con un tipo muy frecuente: el soñar con el color blanco. Como ya debes suponer, el blanco implica la pureza, la naturalidad, la inocencia e incluso la paz. También es la base de todos los demás colores, puesto que es considerado el tono neutro por excelencia. De esta manera, puedes empezar entendiendo a este tipo de sueños como la piedra angular de tu vida, a partir de donde la ramificación de posibilidades va surgiendo.

A pesar de su pureza, el blanco es un color considerado débil. Por eso, al soñar con el blanco debemos pensar qué cuestiones pueden estar alterando nuestro estado de tranquilidad inicial, puesto que los cambios que se producen en nuestra vida pueden modificar esa blancura del principio. Incluso, puede que te sientas mal contigo mismo por “ser tan bueno” y quieras realizar cambios en tu vida…

Soñar con negro

El negro tiene un simbolismo tétrico, oscuro y de malos augurios. Sin embargo, en el plano onírico no necesariamente tiene que implicar un mal presagio, por lo que al soñar con el color negro puede haber una gran variedad de interpretaciones. En una de ellas, puede que nos autopercibamos o deseemos la oscuridad en nuestro interior, luego de haber tenido algún episodio que nos ha lastimado. Este mecanismo de autodefensa es muy común entre las personas, por lo que este tipo de sueños puede representar eso.

Otra de las interpretaciones al soñar con el negro, es la de las preocupaciones latentes en las personas. Dicen que la vida sin problemas es matar el tiempo de forma idiota, puesto que son ellas las que nos revitalizan y nos mueven a mejorar día a día. Así, este tipo de sueños puede impulsarte para eliminar todas aquellas cosas que te perturban para que vuelva la luz.

Soñar con rojo

El rojo es un color asociado a la pasión, a la acción y a la vitalidad. Tanto el corazón como las peleas tienen a la sangre como nexo en común, por lo que debemos empezar interpretando al soñar con el color rojo basándonos en esta idea: las distintas sensaciones y sentimientos que tenemos.

De esta manera, el resultado de soñar con el rojo puede variar según el contexto en el que te encuentres. Basándonos en los ejemplos anteriores, si sueñas con un corazón rompiéndose, puede que haya algún aspecto sentimental o alguna persona que no te esté haciendo bien. Si, en cambio, te peleas hasta sangrar con alguien, hay un problema que necesitas solucionar y no sabes cómo.

Soñar con azul

Al soñar con el color azul estaremos representando nuestra propia energía interior. Si bien hay distintos tipos de fluctuaciones energéticas, el azul remite a la paz interna, a la calma y a la pureza que nos ayudará a tomar decisiones sabias, sin sucumbir ante el frenetismo de las pasiones. De esta manera, puede también realizarse una asociación con el mar, que aunque muchas veces calmo, suele ocultar sus secretos en las inmensidades. A muchas personas les aterroriza, aunque a otras les inspira tranquilidad.

Entonces, el soñar con el azul nos remite a la idea de que nuestro ser contiene nuestros propios pensamientos y sentimientos, que debemos armonizar para estar tranquilos/as y no padecer ante la ansiedad. Como dice el dicho, una mente sana domina el cuerpo, por lo que, quizás, este tipo de sueños nos estén indicando que debemos tomarnos una pausa en nuestra vida y no dedicarle tanto tiempo a nuestras responsabilidades, tanto laborales como afectivas. ¡Dedícate tiempo a ti mismo/a!

Soñar con amarillo

El soñar con el color amarillo tiene una relación con la idea de luminosidad. Esto significa, ni más ni menos, que la de los amplios panoramas, el pensamiento, la inteligencia y la intuición, todas características necesarias si deseamos tener una buena capacidad mental.

De esta manera, podemos interpretar que, al soñar con el amarillo, tengamos capacidad en nosotros mismos y una alta autoestima (o, todo lo contrario, siendo este aspecto al que quisiéramos aspirar en la vida real). Como bien te dijimos, el color amarillo indica la presencia de la luz, de algo que nos indica qué es lo que tenemos que hacer, e incluso que el camino se nos revela de manera natural: hay algo en nuestro ser que nos hace tomar las decisiones correctas.

Soñar con verde

El soñar con el color verde es un auténtico símbolo de esperanza, de mejora, de desarrollo. Si te encuentras soñando con este color, es probable que ansíes un progreso en tu vida, una etapa donde todo vaya mejor. Incluso, puede tener un significado referido a la naturaleza, aunque la interpretación dependerá del tono del color: si es un verde llamativo, remitirá a la jungla y a sus peligros, mientras que si es similar a un esmeralda, traerá tranquilidad.

De esta manera, el soñar con un verde implica una noción de felicidad y de alcanzar el objetivo que deseas. Encontrarte, por ejemplo, de manera solitaria en una locación donde todo sea verde, implicaría la necesidad que tienes de apartarte del mundo y de canalizar tus frustraciones de forma armónica.

Soñar con rosa

El soñar con el color rosa puede tener varios significados. En un primer análisis, podemos decir que este tono está completamente asociado a la feminidad, si bien, gracias a las movilizaciones culturales actuales, este paradigma está modificándose, siendo completamente natural que un hombre vista con este tono. Pero, como vivimos en una sociedad que todavía atraviesa cambios, la idea de la feminidad sigue presentándose, por lo que intervienen multitud de factores, entre los que destacamos los gustos estéticos.

De esta forma, el soñar con el rosa puede deberse a tu deseo de mejorar tu aspecto físico. Incluso, también puede interpretarse al rosa como un color netamente amoroso. Si el rojo está asociado a la sensualidad, el rosa tendrá relación con el cariño, la ternura y los sentimientos. De esta manera, quizás te encuentres buscando tu alma gemela o solo estés canalizando de manera onírica tu amor por alguien.

Deja una respuesta