Películas de amor


Películas de amor por descubrir:

Dentro de este grupo incluyo películas más o menos actuales que quizás nunca hayas visto, historias que, sin duda, tienen su propio encanto. La mayoría son comedias que os entretendrán más de una tarde de domingo, pero también encontraréis dramas para los más sensibles. ¿Preparados?

1.- Novia por contrato:

novia-por-contrato

  • Género: comedia romántica.
  • Protagonistas: Tripp (Matthew McConaughey) y Paula (Sarah Jessica Parker).
  • Trama: Lo que surge entre Paula y Tripp comienza como peor pueden empezar las relaciones, con una mentira. Paula, contratada por los padres de él para que su ya entrado en años hijo único abandone por fin el nido, crea una burbuja de fantasía en la que envuelve a Tripp sin que él se de cuenta. Le hace creer que entre los dos está surgiendo algo especial, conquistándolo bajo sus pautas de seducción para que, tras la supuesta ruptura, él se sintiera preparado para vivir fuera de la casa de sus padres. Paula, como profesional entregada, sigue su rutina y consigue su objetivo: enamorar a Tripp; pero algo se tuerce. Muy segura de sus capacidades y de su profesionalidad, insiste en que su corazón está blindado, aunque cuando el amor se adhiere a una persona, tanto si es recomendable como si no, poco puede hacerse para despegárselo. Pasad un rato divertido dejándoos llevar por este amor fruto de un negocio: el negocio de sus vidas.

2.- Novia a la fuga:

novia-a-la-fuga

  • Género: comedia romántica.
  • Protagonistas: Ike Graham (Richard Gere) y Maggie (Julia Roberts).
  • Trama: Cuando Ike se entera de que existe una mujer adicta al compromiso incapaz de dar el sí quiero, decide escribir un artículo sobre ella. Maggie, objeto de burlas por la mofa del periodista, redacta una queja alegando que el señor Graham debió corroborar su información antes de publicar nada. La carta de Maggie supone el despido del columnista, quien, sin ningún tipo de pudor, se propone convertirse en la sombra de Maggie para redactar un nuevo artículo fundamentado en sus propias impresiones. La historia entre difamador y difamada surge de este modo: él intentando demostrar que ella es una arpía que abandona sus relaciones cuando ya están en el altar, y ella haciéndole ver que con su compromiso actual esto no volverá a suceder. El periodista pronto descubre que el error de Maggie no solo está en huir vestida de novia, sino en la elección de sus parejas. Ninguno de ellos es el adecuado, ya que tiene por costumbre adaptarse a sus gustos y costumbres, dando de lado por completo su propia personalidad. A pesar de las intenciones del periodista por humillar a la insegura Maggie, éste termina por ceder ante sus encantos cuando empieza a conocerla. Maggie, por su parte,  acaba viendo que Ike no es tan cruel como demostró con su ofensivo artículo. Y así, el amor nace, sin buscarlo y sin esperarlo, cuando ambos deciden abrirse el uno al otro.

3.- Benny y Joon:

benny-joon

  • Género: drama romántico.
  • Protagonistas: Joon (Mary Stuart Masterson) y Sam (Johnny Depp).
  • Trama: El amor entre Joon y Sam surge de un modo inesperado. A Benny, hermano de Joon, le resulta imposible mantener ningún tipo de relación sentimental por la enfermedad mental de ella, a quien no interna en un psiquiátrico porque cree que es más feliz en su propia casa, y porque en realidad está más cuerda de lo que aparenta estar. Cuando Benny se ve obligado a acoger a Sam, se da cuenta de que, aunque al principio pareciese un trasto, el chico es muy dulce y sabe cómo hacer reír a su hermana, habitualmente ensimismada en sus pinturas. Estos jóvenes se van conociendo de un modo peculiar, pero infinitamente inocente y tierno. Sin embargo, todo se tuerce cuando se enamoran, pues no disponen del consentimiento de Benny, quien cree que Sam se ha aprovechado de la incapacidad mental de su hermana. Esta curiosa pareja tendrá que demostrar que los sentimientos que han aflorado en sus alocados corazones van más allá de cualquier lógica.
páginas 1 2 3 4 5
  1. #1 rubenita dijo:

    17 julio 2015 a las 11:12 pm

    Hola, interesante el tema de hoy, es dificil dejar de pensar, vienen una y otra vez los pensamientos.

    Algo que me resulta ( a veces) , es pensar en cualquier otra cosa, y sin darme cuenta olvide el primer pensamiento, pero no siempre funciona, hoy al menos no jajaja.

    algo que concuerdo es que no se debe iniciar ninguna relacion, ni siquiera una aventura, porque esas relaciones enmascaran la verdad, nos entusiasmamos si la cosa ” aparentemente va bien”, pero es pasajero, si va mal la cosa o termina mal, surje un efecto rebote y todo el dolor de la desilucion se suma al dolor que tuvimos con la persona que terminamos y se vuelve en nuestra contra y es peor, (esto me paso), tambien me paso que lo empece a sobre llevar, alcance el punto maximo de dicha, no pensaba en el, pero cai del cielo donde estaba, y tuve dos recaidas, (replicas del gran terremoto) donde senti que volvi al inicio del duelo y me he sentido muy mal estos dias.
    Ya tengo aceptada la situacion, se que no hay mas, por donde vea la cosa la unica solucion es seguir olvidando, a veces pienso que no lo lograre… eso me da miedo, y no se porque duele tanto si ya acepte que no existe la mas minima posibilidad….realmente murio la posibilidad, asi lo veo yo.

  2. #2 Elba Luna R. S. dijo:

    18 julio 2015 a las 3:35 am

    Muchas gracias por comentar, Rubenita.

    Efectivamente, surge el “efecto rebote”, porque hasta que mente y corazón no estén listos, lo que creas como superación será un reflejo de la necesidad de superarlo.
    De la misma forma te digo que las recaídas son normales, ¿y sabes qué las provocan? Los pensamientos, nada más. La etapa más difícil es la primera, una vez controlados, si algo te afecta, enseguida lo dejas fuera. Aunque no todos los baches son recaídas, tener unos días malos no debe hacerte pensar que debes comenzar de nuevo. Es solo “una mala época” totalmente controlable y superable.
    Lo más importante, sin embargo, es el tiempo. Puede sonar tópico, pero es cierto. No te desesperes. Hay veces que, por la necesidad de encontrarse bien, uno se obliga a estarlo y eso no funciona. Sí lo hace, como decía, introducir automensajes positivos: “lo superaré; mañana es una nueva oportunidad; todo pasará; soy más fuerte que nunca; me he levantado siempre, ahora no será menos”… Y lo que tú dices, pensar en otras cosas, mantenerte ocupada.
    Y de verdad que llega el día en el que dices: “por fin vuelvo a ser yo misma”. No te asustes si ese momento no llega hasta un largo periodo de tiempo después.

    ¡Mucho ánimo y fuerza! Sigue adelante, poco a poco :)

Deja una respuesta