Tipos de sueños, ¿sabéis diferenciarlos?

Para poder alcanzar una mayor comprensión de los sueños, resulta primordial saber que pueden clasificarse en tres grupos:

  • Premonitorio.
  • Expresivo.
  • Residual.

Sueños premonitorios:

Sitúo este tipo de sueño encabezando la lista porque quizás es el primero que debemos apartar, y es que, lamentablemente, la mayoría de las personas no poseen esta capacidad sensitiva. Es decir, por norma general, no todo el mundo puede disponer de ellos en su elenco de imágenes sensoriales.

Sin embargo, para aquellos que sintáis curiosidad por los “chivatos” del mundo REM, os recomiendo que enlacéis con el post Sueños proféticos, donde se explica este tema en mayor profundidad.

  • Cómo diferenciarlo: realista, sucesos lógicos, reproducción coherente, visión clara.

Sueños expresivos:

El segundo de la lista es, por contra, el más común y en el que nos centraremos. Es casi el más importante porque nos ayudará a ponernos en contacto con nuestro yo subconsciente —e incluso, con el supraconsciente—. ¿En qué nos ayuda esto?

Para una afortunada minoría, en el dominio de este lenguaje de imágenes con el que nos habla nuestra mente y una fácil identificación, tanto del tipo (premonitorio, expresivo o residual) como de los elementos interpretativos; para la mayoría de los casos, supone la posibilidad de comprender qué nos dice nuestra mente.

Es sabido que los sueños son la forma que tiene el cerebro de resolver ciertos problemas que durante la actitud no durmiente no somos capaces de sobrellevar; pues bien, poder desarrollarlos implica a veces la expresión de una ansiedad o miedo reprimidos, o quizás salgan al estrado determinadas dudas sobre un tema en particular que, en un principio, no parecen muy definidas. Es tan amplio el abanico de “comunicados” que se vuelve necesario tratar cada uno de ellos sin generalizar en exceso. Por esto surge el objetivo de este blog.

  • Cómo diferenciarlo: ambiguo, abstracto, ilógico, ridículo, fugaz, borroso. Predominan determinadas palabras, sensaciones, colores, números o actos, claves para la comprensión efectiva del sueño.

Puente


Sueños residuales:

Este sueño es el menos relevante de los tres. Suele implicar la rememoración de películas o experiencias recientemente vividas. Pero, ¡OJO! No hay que desecharlos a la primera de cambio, pues suelen ocultar un sueño expresivo tras ellos. Esto sucede porque cada mente es especial y, en función de cómo entendamos el mundo y de cómo lo entienda ella, el cerebro puede usar el residual como medio para expresar sus sentimientos.

También pueden incluir recuerdos latentes o residuales, por lo que, en cierto modo, serán de gran ayuda si lo que se persigue es desempolvar ciertas experiencias. Leed el post Sueños residuales para más información.

  • Cómo diferenciarlo: reconocible, apariciones famosas, escenas de películas, conversaciones sobre algo que nos haya impactado (como el embarazo o la enfermedad de una amiga, por ejemplo), hechos ya ocurridos, tanto en escenarios lógicos como absurdos.

Enlaces de interés:

Deja una respuesta