Sueños residuales

Los sueños residuales suelen quedar apartados de la importancia que podemos darle a sus compañeros (el expresivo y el profético), pues en realidad en ellos se muestra una información irrelevante.

Son sueños residuales aquellos que recrean películas, ya sean vistas hace tiempo o recientemente. También barajan ideas sobre temas que empiezan a obsesionarnos, como por ejemplo: matrimonios, recién titulados, bebés, vacaciones tropicales, nuevos deportes, el Do it yourself (DIY), los cupcakes, o lo retro. Cuando nos damos cuenta de que todo lo que nos rodea son modas, y éstas las encontramos hasta en la sopa (redes sociales, conversaciones informales, caminando por la calle…), es lógico que se forje una ligera obsesión subyacente. Nadie está a salvo de esto.

En estos casos tal vez la información no es tan irrelevante como podemos llegar a pensar en un primer momento. Aunque en realidad no se esté creando nada estrictamente simbólico, como puede ser en el caso de soñar con un animal, el subconsciente está, al fin y al cabo, mostrándonos cómo nos sentimos por dentro.

Nuestra verdadera opinión al respecto sobre esos temas que queremos que dejen de acosarnos puede dárnosla nuestro segundo yo sin muchos filtros. Aquí unos ejemplos:

  • Puede que solamos decir que no nos interesa lo más mínimo casarnos y formar una familia, pero después de muchos días hablando del tema, acabemos soñando con ello y nos sorprenda estar disfrutándolo. A muchos les costaría admitir que lo niegan durante el estado consciente por miedo a sentirse parte del rebaño.
  • Del mismo modo, tal vez nos sintamos presionados porque nuestros compañeros estén acabando la carrera de medicina y a nosotros nos esté costando un poco más. Lo que podría suceder en el sueño es que nos viésemos tatuando a alguien y sintiéndonos felices. Esto también sería difícil de admitir, aceptar que nuestro camino dista mucho del resto.
  • Otro sueño podría ser vernos a nosotros mismos haciendo toda clase de manualidades, que incluso nuestra casa esté hecha por unos trozos de goma EVA pegados sobre una cartulina celeste. Tal vez nos veamos cosiéndole a nuestra pareja un par de botones en los ojos y que, de pronto, se trate de un muñeco. Esto nos indicaría que hemos creado un mundo completamente al margen de la realidad, que se nos ha ido de las manos esta tendencia.

botes

Como veis, estos sueños también pueden contener un mensaje importante, tan solo hay que saber qué elementos descartar y a cuáles prestar atención.

Recordad, cuando me contéis vuestros sueños, ponedme en situación. Si algo os está obsesionando en vuestro día a día, el sueño podría estar profundamente influenciado.

Enlaces de interés:

Deja una respuesta