Soñar con… Tigre

Soñé que estaba en mi casa y que tenía un tigre al que doy de comer. Intenta morderme la mano, aunque no lo consigue porque nos peleamos.

Después lo tengo en casa como mascota y busco la comida más apropiada para él, pero no lo consigo. Lo meto en mi cocina y llamo por teléfono para que se lo lleven a un lugar más adecuado y esto tampoco lo logro.

Continúo buscándole un sitio mejor, pero entonces el tigre ya no está. En su lugar, sobre la encimera de mármol, me encuentro con tres velas encendidas, dos plantas que no recuerdo, flores y una chaqueta. Son regalos, aunque no sé de dónde vienen.

El tigre simboliza nuestro aspecto más rápido, la superación, es un animal fuerte que refleja el “ir a por algo y conseguirlo”. Darle de comer, o al menos intentarlo, indica que quieres potenciar este rasgo de ti misma; sin embargo, te peleas con él porque intenta morderte la mano. Esto suele significar una cosa, dado que asumes que el tigre es tuyo (y no uno que ha aparecido en tu casa): no te respetas lo suficiente. Quieres desarrollar esta cualidad tan importante de ti, pero te saboteas.

tigre

La cocina representa ese lugar de la casa donde nos alimentamos, hacemos crecer nuestras capacidades, crecemos como personas. También puede hacer referencia al punto central del hogar, ¿es así como lo sientes? Esto podría significar que la cualidad representada por el animal es la base de tu personalidad, o que tal vez quieras convertirla en un aspecto firme de ti misma, pues llevas al tigre allí.

Constantemente crees que no le estás ofreciendo al tigre lo más adecuado para él. Esto puede ser una pista para lo que te comento. Tal vez estés impidiendo que tu capacidad para lograr lo que te propones pueda formar parte de ti, es posible que creas que este instinto de superación que limitas no es adecuado para como consideras que debes ser.

Las plantas representan las ideas que hemos plantado en nuestra cabeza o las que aún no se han desarrollado del todo. Las velas encendidas, en este caso, simbolizarán el afecto y la iluminación/revelación; las flores y la chaqueta, la belleza, la prosperidad y la compasión. Todo ello regalado, probablemente desde el subconsciente. Es decir, de tu yo interior.

Que sean dos plantas refleja la doble debilidad o la doble fuerza y que sean tres velas, la conclusión de esta verdad revelada.

Todo esto quiere decir que las ideas que están rondando tu cabeza pueden volverse en tu contra. Sabotear esta cualidad supondrá un doble perjuicio, mientras que cultivarla y creer en ella se traducirá en un gran aporte para tu fortaleza.

Confía en ti, no pierdas por nada la determinación de luchar por lo que quieres. Resultará clave en tu vida.

Deja una respuesta