Soñar con… Sexo

Me encontraba en casa de mis abuelos. Allí había un chico mayor, diría que uno o dos años más que yo. Estaba a punto de irme a dormir, cuando me lo encontré en la cama. Me entregó una nota —«hacemos sexo después»— y se fue a la habitación de mis abuelos. Él estaba medio desnudo, en bóxers y sin camiseta.

Rompí la nota, furiosa, ¿qué se había creído? Yo era demasiado pequeña y no quería hacerlo. Me metí en la cama y apareció de nuevo. Justo en frente, apoyó sus manos grandes a los pies de mi cama, y en ese momento sentí la necesidad de huir, así que salí corriendo. Él me persiguió en ropa interior.

Bajé las escaleras de caracol de la casa de mi abuela y me metí por debajo, donde también estaba él y salí huyendo. Corrí y corrí por todos los rincones de la casa, hasta que finalmente me encontré en el salón a mis abuelos hablando con sus padres.

De pronto, el chico ya no me seguía, así que le pedí una cuerda a mi abuela. Tenía un plan. Ella la sacó de su caja de herramientas y cogí del baño un jabón color rosa que até al ventilador de mi habitación para que el chico se diese en la cara con el jabón. Pero esto no funcionó, y, una vez más, me volvió a seguir en ropa interior para tener sexo conmigo.

Después de aquella segunda persecución, me metí en mi cama y él se puso de nuevo en frente de la cama. Creo que me preguntó que por qué lo quería, y yo le respondí que por su abdomen bien marcado. En realidad, no lo quería solamente por su “tableta”, sino por él. Por todo su él, pero no sé por qué le dije eso. Entonces él se fue de mi habitación.

sonar-con-abdomen-firme

Este sueño puede entenderse de dos maneras, ambas muy sencillas:

  • O bien tu sueño es una expresión de un miedo a las relaciones sexuales.
  • O bien se trata de la atracción que estás empezando a sentir, nuevas emociones que tal vez te asusten.

Por un lado, recuerdo que aún eres muy joven para mantener relaciones sexuales, y es por eso que tal vez se haya implantado un miedo a éstas, o al menos, a que algún chico por el que te sientas atraída las espere contigo, como una presión a dar algo de ti para lo que, desde luego, no te ves preparada.

En cuestiones de sexo adolescente te recomiendo que jamás hagas nada que no quieras hacer. Nada ni nadie debe presionarte, y con esto me refiero que ni esa persona que sí lo quiere, ni tus amigos, ni tú misma ni la idea de que el sexo es algo a lo que todos llegamos.

Si te gusta un chico y tú le gustas a él, sobre todo si es de tu edad, no tiene por qué querer de ti sexo, puede que le valga el estar contigo, el pasar rato juntos y la sencilla idea de que os gustéis. Si no es así, si su intención es obtener algo más de ti, esa persona no es la adecuada.

Y te lo digo sinceramente, puede parecer muy difícil de entender, pero en realidad es muy sencillo: hay un grandísimo número de personas dispuestas a conocerte, personas que, al igual que tú, andan perdidas porque su forma de pensar no sigue las leyes de los demás, que también tienen miedo a lo desconocido o a que los demás le exijan demasiado. No caigas en eso, mantente firme en tus opiniones y, si alguna vez te planteas hacerlo, piénsalo mucho, infórmate y tenlo claro. Nunca tomes esta decisión a la ligera, porque es la que después puede traerte consecuencias que luego te costará resolver.

Por otro lado, existe la posibilidad de que esté surgiendo en ti esa atracción normal en la adolescencia. Esto no tiene por qué ser malo ni algo de lo que debas huir, todo lo contrario, es algo que toda persona debe experimentar y aprender a gestionar.

Sentirte atraída por otra persona está en tu naturaleza, y lo único que debes tener claro es que el despertar sexual debe llegar en su momento. Un momento que nadie debe decidir por ti, una decisión que debes tomar tú. Lo que sucede es que se recomienda descartarla hasta ser (o considerarse) adulta, ya que las hormonas a veces acaban por llevarnos por caminos poco adecuados.

Lo importante es que hagas lo que desees, siendo consciente de las consecuencias y sin sentir la presión de nadie, ni siquiera de ti misma.

Deja una respuesta