Soñar con… Río

Soñé que caminaba sin rumbo por una calle larga, debía llegar a un sitio, debía llegar a un hombre con el que he soñado otras veces. Tenía que atravesar un río muy ancho, las calles eran lindas con árboles y un ambiente muy limpio. Llegué a la orilla y me asusté al ver el río porque al agacharme pensé que no podría pasar para llegar al otro lado.

Estuve mirando el río durante un rato. Tenía dos corrientes muy suaves en sentidos contrarios, pero el agua era cristalina. Había árboles solo al otro lado del río, donde yo estaba era una calle ancha. Entonces llegó él, salió de la nada y me tomó de la mano. Me dijo: “tranquila, yo estoy aquí”. Aún agarrados, caminamos sobre el agua como si nada. En medio del río había una roca gigante y ahí descansamos. Seguimos cruzando, y al llegar al otro lado, me habló de nuevo: “¿ves qué fácil era?”

Todos los elementos de tu sueño son apacibles, idílicos y reconfortantes, señalan que se trata de una experiencia espiritual. La explicación del sueño en sí puede basarse en una transición de tu yo interior.

Caminas por una calle, sola, pero junto a un río. Esa calle es la dirección que estás tomando en la vida. A veces lo ríos pueden significar un paso de un estado a otro, un modo de atravesar nuestro yo consciente para alcanzar el espiritual. Las aguas están tranquilas, pero me comentas que hay dos corrientes contrarias y que necesitas cruzar al otro lado porque ahí está él. Y, en cuanto tienes miedo, aparece junto a ti y toma tu mano. Caminar sobre el agua simboliza el control supremo de nuestras emociones, y la roca, el conocimiento de la verdad. Que se encuentre a medio camino y que sea allí donde descanséis, parece lógico, pues alcanzar la verdad espiritual supondrá un descanso emocional y un aporte de equilibrio a tu vida importantes.

roca

Desde luego, terminar el sueño cruzando al otro lado solo puede significar una cosa: el alcance de ese estado que ansía tu alma.

Una observación. Me comentaste que has dado con esta persona de tu sueño, pero yo no descartaría la posibilidad de que ese Él fuese la representación de Dios. Tal vez, dado que todo apunta a elementos espirituales (agua cristalina, árboles, caminar sobre el agua, roca…), se trate de un mensaje divino para que abraces tu fe, tomando su mano te encontrarás con fuerzas para cruzar. Como te indiqué al principio, el río representa esa transición. La calle (urbanismo) puede simbolizar el espacio terrenal, y el otro lado, lleno de árboles (naturaleza), el celestial. Quizás te encuentres más unida a Dios que nunca y tu sueño (insisto, absolutamente espiritual) sea un reflejo de esa renovación interior, de esa conexión con un Ser Superior.

Enlaces de interés:

Deja una respuesta