Soñar con… Retroceder en el tiempo

Soñé que estaba en una calle donde se montó una pelea. La calle se dividió en dos, había grupos a un lado y al otro según su forma de pensar, tenían opiniones diferentes, y por eso una línea los separaba. Uno de los grupos estaba colocado en una pequeña pendiente.

Y apareció un señor con pistolas, se las fue repartiendo a los integrantes de los tres grupos. Le grité: «¡estás promoviendo la violencia!», a lo que él se giró y me arrinconó en la basura. Me pidió que le diera mi dinero, a lo que yo me negué. Él repitió y yo de nuevo me negué a dársela.

Entonces se puso nervioso y me pegó tres tiros en el abdomen. Me retorcí del dolor, pero me quedé tumbada en el suelo. Me levanté la camiseta y vi una raya horizontal con sangre, la sangre se iba cargando. Es decir, la sangre indicaba cuándo iba a morir, que sería después de llegar al final de la raya, eso es lo que me dijo un chico.

Pero de repente dije que yo tenía súper poderes, que podía dar vuelta atrás en el tiempo y recuperarme. Y lo hice, me pude recuperar. Después de levantarme, tenía que pagar algo, y, como no tenía dinero, retrocedí en el tiempo y conseguí una fortuna.

No me acuerdo más de ese sueño.

sonar-con-retroceder-en-el-tiempo

Soñar con retroceder en el tiempo parece tener una respuesta directa, pues refleja una necesidad importante de volver atrás, de tener una segunda oportunidad. Ahora bien, ¿para cambiar qué?

En tu sueño te enfrentas a un hombre y él te dispara. Como ya sabrás, los personajes en los sueños son representaciones de partes de nuestro carácter, y el hecho de que tengan lugar uno o tres disparos denota que existe un conflicto interno. Aunque lo más importante es que eso te hace sangrar, de ahí el entendimiento de que la necesidad de volver atrás sea importante; sin embargo, esa sangre no es real, sino que se muestra por medio de una barra.

Esta forma de verlo nos recuerda a los videojuegos, sobre todo aquellos como Battlefield, en los que tenemos una línea que nos muestra lo que nos queda de vida. Puede que esta parte tenga lugar por tus intereses, por haber jugado a un juego parecido, aunque esto no le resta importancia.

Al margen de ello, te encuentras entre dos caminos, pues la calle está dividida en dos. Debes pensar en qué te pide tu subconsciente que cambies, quizás tenga algo que ver con algo que hayas hecho últimamente y de lo que no te sientas orgullosa.

Si puedes, repara el daño si es que lo has causado; y si consideras que no puedes hacer nada, lo mejor que puedes hacer es perdonarte y seguir, eso sí, teniendo presente que no debes volver a hacerlo si es que consideras que de verdad has hecho mal.

Enlaces de interés:

Deja una respuesta