Soñar con… Pesadillas

Mi problema es que suelo tener pesadillas unos cinco días a la semana, más o menos. Me despierto varias veces y me acuerdo de todo, lo malo es que cuando vuelvo a dormirme porque me siento cansada, empiezo otra nueva.

Sigo siempre mi misma rutina de vida y alguna noche con suerte no sueño. No sé por qué, ojalá fuera así siempre. Necesito descansar, tengo 23 años y no sé qué hacer.

sonar-con-pesadillas-frecuentes

Las pesadillas tienen lugar porque nuestro subconsciente nos está diciendo que hay algo que debemos solucionar, que tenemos un tema pendiente. Voy a intentar explicarte a grandes rasgos cómo funcionan los sueños, entiende que comprenderlos es la forma más efectiva de combatirlos y de, por tanto, acabar al fin con esas pesadillas.

Tal y como explico en el artículo ¡Fuera de aquí, monstruo! (te recomiendo introducirlo en el buscador de la web para acceder a él y así tener más información al respecto), los sueños son, simple y llanamente, el modo que tiene nuestro cerebro para conectar con todos nuestros estados. Para tener más información sobre este tema, te recomiendo leer también el artículo Mis tres yoes.

¿Qué significa todo esto? Que un sueño no es mucho más que un medio por el que nuestro subconsciente nos habla. Lo que sucede con las pesadillas es que éstas tienen lugar porque el subconsciente no encuentra otro modo para comunicarse con nosotros. Esto genera ansiedad, y el propio miedo a la pesadilla, hace que surja una nueva pesadilla. Es un círculo vicioso que hay que romper, aunque no será un camino fácil.

Cuando comentas que te alivia “no soñar” he de decirte que en realidad sí que sueñas, todos los días en los que dormimos y se lleva a cabo nuestro ciclo de sueño (para más información, leer el artículo Fases del sueño), lo hacemos. La diferencia reside en que no llegamos a retener esos sueños. En tu caso, es posible que, como tu mente se ha habituado a las pesadillas, no sea capaz de recordar otra cosa, viéndolas a éstas como sueños normales.

Mi consejo es ir tratando y analizando esas pesadillas, al mismo tiempo que ir comprendiendo que hay formas para cambiar el modo en el que hablamos con nuestro subconsciente. Está a tu disposición el formulario de contacto para que, a través de él, puedas enviarme alguna de estas pesadillas para así ir trabajando de un modo más específico.

Deja una respuesta