Soñar con… Persona fallecida

Mi madre falleció hace una semana, y desde entonces, he tenido varios sueños.

El mismo día soñé que ella estaba en una habitación oscura, con una ventana de mucha luz encima de su cama, donde estaba ella, muy triste y sin mirarme, tenía picores por todo el cuerpo. Tan solo me dijo que le hubiera gustado seguir estudiando, pero que para ella ya era tarde.

Esto yo lo interpreto como que le hubiera gustado haberse quedado más tiempo con nosotros para así seguir aprendiendo de la vida, ya que no quería morir y luchó mucho y con todas sus fuerzas hasta el último día.

Días más tarde soñé con que ella estaba de nuevo en la cama, con luz natural. Le había puesto un pijama nuevo y le pregunté si quería que le hiciera una foto para enviársela a mi hermano. Ella me dijo que sí.

Y ayer soñé con un perro enorme y negro corriendo por la arena de una playa (solo veía el suelo, pero sabía que era una playa). El perro venía corriendo hacia mí para besarme y darme un abrazo, estaba muy contento de verme. Relacioné esa alegría inmensa con la forma en que lo haría mi madre. En realidad no vi la boca del perro, solo me fijé en que tan solo tenía un ojo de color marrón claro, como miel.

Soy una persona que sueño mucho. Tuve también un perro que se murió, pero el que me lo cuenta todo en sueños. Me avisó de la enfermedad de mi madre, me dijo que moriría y cómo y así fue. Siempre me avisa de los problemas.

sonar-con-personas-fallecidas

Como comprobarás en los enlaces que tu sugiero, soñar con una persona que ya no está entre nosotros suele ser indicarnos que aquello que nos dice puede tratarse tanto de un aviso como de un mensaje importante que debemos escuchar.

Tus reflexiones y asociaciones con respecto a tu madre y tu perro me parecen muy acertadas, pero sobre todo por el hecho de que tú eres quien tuvo esa relación con ellos y quien lo ha soñado. Lo que quiere decir esto es que las sensaciones que tenemos tras soñar con algo son casi tan importantes como recordar lo que soñamos. De hecho, puedes tener las imágenes mezcladas de uno o varios sueños, que si al despertar sabes que eso quiere decir una cosa en concreto, debes confiar en ese conocimiento que extraemos del sueño de forma natural. Porque, como digo, es más válido que lo que sucediera de verdad en él.

Que aquel perro que falleció te avisara de la enfermedad de tu madre me parece algo realmente importante, porque ya sabemos que él es uno de tus guías espirituales. Puedes leer el artículo Sueños proféticos para conocer más información sobre el tema.

Y de ahí, podemos relacionar a ese perro negro y feliz con tu madre. Tal vez sea tu forma, o la suya, de introducir guías espirituales con los que te sientas cómoda, que te transmitan esa alegría que, de alguna forma, no puedes ver del todo en tu madre. Puede que porque aún su partida es muy reciente y quedan los resquicios de haber presenciado su enfermedad. En cuanto a ese ojo que ves y que te impacta bien podría representar el hecho de que ella siempre velará por ti.

Desde luego, su mensaje, tal como tú lo ves, es alto y claro: ella te dice que tú aún sigues en este mundo, que estás viva y que aún te queda mucho por aprender y luchar que, sin duda, es lo que tu madre te pide que hagas. Que, aunque ahora sea muy difícil, cuando llegue el momento, vivas con alegría y ganas de comerte el mundo, porque en realidad, la vida está hecha para eso: para aprender de cada error y de cada lección, que en lo malo podemos también encontrar la belleza, y que en los peores momentos, unas palabras reconfortantes, así como un abrazo de quien te quiere (aunque hablemos de un sueño), deben ser suficientes para impulsarnos a continuar.

Enlaces de interés:

Deja una respuesta