Soñar con perros (II)

Soñé que estaba en un parque y que me senté en el césped. Cerré los ojos y escuché que decían a mi alrededor: «¡oh, no, la morderá!».

En ese momento sentí mucho miedo y escuché un gruñido en mi oído derecho. Aunque no lo vi, mi intuición o subconsciente me decía que era un perro negro, un dóberman, o al menos tuve esa sensación. En mi interior me esperaba lo peor, pero de repente abrí los ojos y tenía mi mano mordida. En ningún momento vi el perro.

Inmediatamente llegó mi madre, me levantó y me llevó al doctor. Mi mano derecha sangraba y me dolía mucho.

doberman

Los perros en los sueños suelen simbolizar aspectos de nosotros mismos que, en el caso de perros desconocidos, aún debemos asumir y enfrentar. Debes pensar en qué le atribuyes a estos animales: ¿tienes algún trauma especial con los perros? ¿Los consideras fieles, juguetones o peligrosos? Tu condición personal hacia ellos influirá sobremanera en la interpretación del sueño, ya que éstos son el reflejo de nuestro interior.

En el caso de los dóberman, considerados a la par que el pastor alemán, son caracterizados por ser guardianes, pero pueden volverse agresivos sin previo aviso precisamente por su afán territorial. Para controlar esto, deben estar bien adiestrados. Por ello, en los sueños esta raza podría simbolizar, al margen de tus atribuciones personales, estas características de las que te hablo como propias de tu personalidad. Es decir, aunque no lo aceptes del todo (el que no llegues a ver el perro refuerza este pensamiento), parece ser que eres una persona que protege a quien quiere, y sin embargo, si algo te hace sentirte amenazada, tu instinto llamará a la furia y la dominancia. Hablamos de instintos cuando se sueña con animales y, sobre todo, cuando al principio del sueño te sitúas en un parque en contacto con la naturaleza.

Esta parte de ti te hiere, ¿y dónde lo hace? En la mano derecha, símbolo directo de nuestra capacidad para ayudar a los demás. Tal vez tu subconsciente te esté indicando que debes adiestrar este aspecto de ti misma para no salir herida, porque es posible que dejes de ayudar a quien lo necesita al notar que algo amenaza con invadir lo que consideras tu espacio. Piensa, ¿ha aparecido alguien nuevo en tu vida que esté ocupando el lugar que consideres tuyo? Alguien cercano a tu pareja, una nueva amiga de tu amiga…

Si nada de lo que te hablo parece sonarte, el sueño puede estar apuntando a una traición por parte de alguien no allegado a ti, pero a quien actualmente estás ayudando. El que los perros ataquen las manos de alguien en los sueños suele atribuirse a morder la mano que da de comer.

Enlaces que pueden serte de ayuda:

Deja una respuesta