Soñar con… Película

Soñé con un chico que parecía tener súper poderes, era diferente a los demás. Fisicamente se parecía a un humano, por dentro también, pero era especial por alguna razón que no puedo recordar.

Mi sueño parecía una película: paisajes frondosos e increíbles se proyectaban en mi mente mientras el chico conducía despacio hacia algún lugar del mundo. Hizo una parada, entró de nuevo en el coche con su cámara y prosiguió.

Poco después llegó a una casa. Era normal, tenía hasta su canasta de baloncesto y su garaje a la intemperie. De pronto, estaba en el cine con un amigo, habían hecho una película y la gente la miraba con mucha atención. Al lado del chico, se situaba una chica rubia de gran sonrisa.

El chico se enamoró de ella e intentó hablar y sacarle algún tema de conversación, pero ella lo rechazó, aunque no sé por qué. Al parecer ellos ya se conocía desde hacía tiempo y él le había hecho daño en el pasado. Sus padres también se involucraron en aquella “conversación”, diciéndole al chico que ni se le ocurriera tocarla y que no hablase con ella. También amenazaron a la chica para que no lo hiciera.

Creo que él solo quería estar con ella, la amaba de verdad y no le iban a impedir que estuviesen juntos, pero, ¿cómo convencer a la chica de que él no le había hecho ningún daño?

Entonces tuvo una idea, su amigo y él se dirigieron a su casa. A la mañana siguiente, volvieron a ir al cine. Esta vez, repleto de gente. La chica estaba presente, y de nuevo, se encontraba a la izquierda del chico. Una película con subtítulos empezó, había nombres y fotos de personas. Recuerdo ver la foto de mi ex-novio en la pantalla junto a los subtítulos. Después apareció un montón de paisajes frondosos, espectaculares y preciosos. Tuve hasta la idea en mi mente de decir querer ir allí y sacarme una foto. Era el paisaje típico de Canarias. Concretamente, de Tenerife.

El coche rojo del chico apareció de perfil, dando una imagen muy bonita a la película. Él seguía hablando, aquella película no se dirigía al público, sino a ella.

Ahora solo podía ver lo que sucedía en la pantalla: un coche aparcado en un paisaje de campo, con pinos y pinocha por todos lados. Sacó varias fotos y prosiguió narrando la película: «yo estaba conduciendo en el coche, sacando fotos increíbles para mi blog del colegio. Tan simple como eso, pero no me odies (nombre de la chica rubia), te voy a demostrar cuán inocente soy». Entonces lo aparcó y siguió caminando hacia nadie sabe dónde. Poco después se llevó un tremendo susto al ver, en la cima de una pequeña montaña, apartada de la carretera, tumbada, una chica de pelos rubios. Se vio en la pantalla la imagen de la chica rubia que resultaba ser la que estaba también viendo la película. Le iba muy rápido el corazón y el chico no hacía más que mirarla.

La película siguió. El chico se arrodilló ante su cuerpo tirado y lloró, lloró mucho. No perdió tiempo y la cogió en brazos. «Por suerte, solo está desmayada», dijo el chico en la película hacia el cámara, su amigo (a quien también conozco en la realidad). La llevaron al coche y se acabó la película.

Se encendieron las luces de la sala y la chica salió corriendo. «¿A dónde va?», preguntó el amigo. El chico salió corriendo detrás de ella. La chica empezó a llorar encima de su cama. «¿Ves? Yo no te hice nada, fueron tus padres los que te maltrataron». La chica lo abrazó. Era una escena muy bonita y a la vez triste.

La puerta se abrió de repente, eran los padres que venían a darle excusas, pero la chica los ignoró y salió de su habitación. Entonces desperté.

sonar-con-pelicula-coche

Esta forma de soñar es verdaderamente curiosa, pero nada fuera de lo normal. Vamos con el análisis.

Te encuentras siendo una mera espectadora de toda una historia de amor, una injusticia y de una tremenda declaración de intenciones (no quiso dejarla marchar). Todo esto podría estar expresando unos deseos propios, como si tuvieras la dulce ilusión de encontrar a alguien capaz de amarte tanto y tan bien que, no solo no dudaría en luchar por ti y salvarte de situaciones complicadas, sino que también movería cielo y tierra, que incluso se enfrentaría a aquellos que querrían separaros, con tal de poder estar a tu lado, de que supieras lo grande que es ese amor.

Esto es algo a lo que, en realidad, todos aspiramos, ese amor idílico de la persona perfecta para nosotros. Sin embargo, es cierto que debes buscar y no descansar hasta dar con la persona adecuada, que tal vez no sea perfecta para cualquiera, pero sí para ti.

Los paisajes que aparecen en el sueño/película simbolizan ese estrato espiritual al que hace referencia ese sentimiento, y su coche rojo, bien podría representar ese amor que debe estar en tu camino. Ese rumbo que te gustaría, y que deberías, tomar.

Por supuesto, ofrécele una oportunidad a quien lo merezca, pero sobre todo, quédate con quien consideres que es esa persona a la que quieres en tu vida. Confórmate con ese amor puro, no con menos.

Deja una respuesta