Soñar con… Lluvia

Soñé que empezó a llover, y para protegerme, saqué un paraguas que estaba un poco maltratado, pero aun así me cubría.

Después salió el sol y lo iluminó todo. Tras eso, me encontré con un charco de agua que pude evitar sin mojarme.

significado-de-sonar-con-paraguas-roto

Soñar con lluvia suele estar relacionado con protecciones espirituales, la obtención de la gracia del Cosmos, una leve tormenta emocional e, incluso, un baño purificador de pensamientos tóxicos. Vamos a analizar tu sueño para comprender bien a cuáles de estas posibilidades parece atender tu subconsciente.

Debes pensar en cómo te sientes interiormente, ¿algo te preocupa, te sientes triste? Bien podría ser que te encuentres en un momento de tu vida en el que necesitas de otros para continuar tu ritmo de vida con ánimo, y esas fuerzas exteriores te estuvieran respondiendo.

Generalmente, soñar con paraguas se asocia a cierta protección contra agentes externos o simbolizar él mismo la protección espiritual que necesitas. Teniendo en cuenta que tu paraguas está roto, pero aun así te sirve, esto me indicaría que te encuentras a medias de todo. Es decir, parece ser que algo en ti pide ayuda al Universo porque te encuentras de capa caída y esa protección te llega, sin embargo, aquello que te afecta, tu nivel emocional, sigue alcanzándote.

Lo positivo del sueño sobre todo es que después sale el sol. Esto siempre es alentador, ya que sigue la pauta de buen tiempo tras la tormenta. En tu caso, esa tormenta es leve, no existe un gran agobio por mojarte (¿o sí?), y tras aguantar ese pequeño chaparrón/problema, la luz y el calor vuelven a ti con ese sol brillante y hermoso. Es más, tras ese sol eres capaz de sortear los charcos.

Los charcos podrían estar representando pequeños obstáculos sentimentales por los cuales no tendrás que preocuparte, porque parece ser que hallarás la energía para evitar que te mojen.

Ten en cuenta que soñar con agua se asocia a aspectos espirituales o emocionales, debes pensar en cuál de estos dos caminos es el tuyo. Si no existe un problema sentimental que te esté afectando especialmente, podríamos estar hablando de cuestiones de fe o de ayuda a los demás, el perdón y el buen trato hacia quienes te rodean, el encontrarte bien contigo misma, tanto física como moralmente.

Enlaces de interés:

Deja una respuesta