Soñar con… Huida

He tenido un sueño que me pareció muy real. Sentí que me estaba muriendo, noté cómo me iba apagando y cómo luchaba por no hacerlo. Intentándolo, conseguí salir de mi cuerpo y me vi flotando entre muchos obstáculos. Tenía que ir pasándolos huyendo de algo, de pronto estaba en una persecución.

Observé el suelo y vi a mi marido mirándome y llorando, aparecieron mis hijos y conseguí alcanzar el suelo por fin. Los cuatro salimos corriendo, escapábamos de algo.

Desperté de repente, como si hubieran tirado de mí.

Ante este tipo de sueño, lo más importante es descartar el tema de la salud. Si tienes alguna enfermedad diagnosticada o estás por recibir resultados, estate alerta, porque este mensaje puede ser un aviso. No debes asustarte, solo tener precaución. Este sueño puede significar que debes cuidarte más.

Por otro lado, lo que me comentas, la sensación de salir del cuerpo, parece tratarse de una proyección astral. No sé si sabes algo sobre el tema, si no es así, te recomiendo leer el post que te enlazo. A grandes rasgos te diré que consiste en un abandono involuntario del cuerpo. La consciencia se separa del estado físico y el hecho de sentir que algo tiraba de ti al despertar puede confirmarlo. El desdoblamiento es una capacidad como lo es la premonición, solo que más difícil aún de controlarla.

obstaculo

Por otro lado, el sueño en sí parece reflejar que huyes de tus miedos. El hecho de que existan obstáculos que tienes que sortear lleva a la conclusión de que estás poniéndote trabas a ti misma. Piensa en qué está sucediendo actualmente en tu vida, parece ser que eres tú quien te impide avanzar. Tal vez estás sumergida en una situación difícil y necesitas salir de ella como sea, pero no tienes ningún control sobre ello, por eso flotas.

Que veas llorar a tu marido puede significar que aquello de lo que huyes le está afectando a él también, ya sea directamente o por el hecho de verte sufrir a ti. Todo esto me indica que te estás saboteando de algún modo y que él lamenta que lo hagas, como si quisiera apoyarte, pero no se lo permitieras.

Cuando aparecen tus hijos, alcanzas por fin el suelo y corréis todos juntos. Esto refuerza la idea de que tu actitud frente a esos problemas o miedos de los que estás huyendo hace que arrastres a tu familia contigo.

Ten en cuenta lo primero que te he comentado sobre todo, y desde luego, analiza bien tu situación y revisa el cómo te estás enfrentando a tu vida actual. Si no te enfrentas a tus problemas y miedos, aquellos que más te quieren se verán lamentablemente involucrados. Ten fuerza, valor y ánimo, todo puede solucionarse.

Enlaces de interés:

Deja una respuesta