Soñar con… Ex (V)

He soñado varias veces con mi ex, pero en diferentes escenarios. Principalmente suele suceder en mi casa, incluso juega con mi hijo. Algunas veces aparece y no nos decimos nada, en otras hablamos de volver, y en otras nos besamos.

Hace tres años que no estamos juntos, ambos hemos rehecho nuestras vidas.

De hecho, lo que me indica que estos pensamientos o emociones aún siguen fijados a tu subconsciente es el grado de intimidad que está representado por tu casa, su relación con tu hijo y esos besos. Sería recomendable analizar cada sueño por separado en el que se tengan en cuenta los elementos que interaccionan, ya que así podríamos encontrar el motivo en concreto por el que aún sigues soñando con tu ex.

En cualquier caso, si no sientes durante el sueño esa conexión de que él es él, es decir, que se trate de tu anterior pareja como tal, podría simbolizar la idea del amor y/o relación. Esto quiere decir que, lo que suceda con él en el sueño, puede ser que te lo esté pidiendo tu subconsciente. Tal vez esa complicidad cuando juega con tu hijo o esa relación física/sentimental cuando os besáis.

pareja-columpio

Por otro lado, sería una excepción el sueño en el que habláis de retomar la relación. Este sueño me indica que tal vez la dirección del resto de sueños se encamina más al hecho de regodearse en el pasado que él no se represente a sí mismo.

Así, el hecho de besaros tendría un nuevo sentido. Parece ser que esa conexión con tu pasado (representado por tu ex) cada vez se hace más fuerte. Esto desde luego habría que tenerlo en cuenta dado el orden en el que hayas tenido los sueños, donde a mayor intimidad con él, más fuerte será el tirón de fantasear con el pasado.

Las personas solemos pensar demasiado en todo lo que hemos vivido. A veces está bien, porque así recordamos tiempos mejores, ya lo dice la canción: cualquier tiempo pasado nos parece mejor; sin embargo, tendemos a idealizar incluso lo malo que nos hubiera sucedido.

En este punto entran las relaciones anteriores: olvidamos qué falló, nos da por pensar que los problemas que surgían en realidad no eran tan importantes y creemos en vano que tal vez una nueva oportunidad nos haría más felices. Todo esto, como digo, son falsas creencias, ya que, cuando algo falla, es por algo. Tener esto en cuenta ayuda a acabar con esos sueños, hay que saber distinguir entre el pasado y el presente para no dejarse embaucar por recuerdos almacenados cuando se era feliz. Por supuesto, nada de esto quiere decir que en la actualidad no lo seas, tan solo que aún tienes pendientes algunos asuntos por resolver con esa relación.

Deja una respuesta