Soñar con… Ex (III)

Estoy divorciada y estuve con mi ex marido 14 años, entre los años de novios y los de casados. Tenemos un niño de 4 años y un piso que actualmente está alquilado. Yo tomé la decisión de separarnos porque hacía mucho tiempo que ya no estaba enamorada y no era feliz, me manipulaba continuamente a través de la culpa y no teníamos una relación íntima satisfactoria.

Desde que me separé, de vez en cuando sueño que tengo relaciones sexuales con él. Bueno, en realidad en mi sueño estamos divorciados como en la vida real, y tonteamos y coqueteamos, pero nunca llegamos a consumar el acto, porque justo antes de empezar, me despierto o el sueño cambia, en alguna ocasión él me rechaza, en otras el sueño cambia sin más.

Generalmente, las ex-parejas suelen simbolizar resquicios del pasado que, sobre todo si se trata de experiencias no agradables, se deben superar.

Dado tu sueño y las circunstancias que me cuentas, parece ser que con lo que estás coqueteando en realidad son aspectos o momentos de tu pasado que sabes que no te benefician.

besar

Dices que con él nunca tuviste una relación sana, ya que te sentías manipulada y carecíais de complicidad, lo que se traduce en una relación íntima no satisfecha. Esto es lo que me lleva a pensar que estás barajando la posibilidad de hacer algo o dejarte llevar por una situación de la que, racionalmente, rehuirías.

Lo que todo esto quiere decir es que tu subconsciente te está hablando y te está recordando con la figura de tu ex que eso será perjudicial para ti. Puede tratarse de un mal hábito, quizás fumar, trasnochar o beber (estas son posibilidades muy comunes para que te hagas una idea). Lo importante es que no es una buena decisión dejarte arrastrar por eso y, además, eres consciente, en el fondo, de que debe alejarte de lo que te esté tentando.

Por otro lado, y te lo comento solo porque existe la posibilidad, tu sueño puede tratarse de una expresión de deseo reprimida. Si me cuentas que tu relación íntima nunca llegó a ser lo suficiente para ti (esto es muy común cuando algo no marcha bien), este sueño puede tratarse de ese anhelo que nunca se cumplió de compartir cierta complicidad con tu pareja, de estar cómoda y a gusto con él, de sentirte plena.

Ten en cuenta ambas reflexiones:

  • Si la primera es cierta, ya sabes qué opina tu yo profundo: aléjate de aquello que sea nocivo para ti.
  • Si tus emociones tiran más por lo segundo, no te preocupes, esas sensaciones siempre van a estar ahí. Muchas veces suceden cosas que se escapan a nuestro control, y otras, no se da lo que queremos que por fin ocurra. Comprende esta insatisfacción, asúmela y dejarás de soñar con él.

Deja una respuesta