Soñar con… Conflicto

Soñé que estaba con mi familia en el coche, íbamos al centro comercial de nuestra ciudad. Nos acompañaban dos niños pequeños que al parecer eran novios. Yo iba en la parte trasera del coche junto con la niña, más adelante estaban mis dos hermanos y el niño. Conducía mi madre, mi padre era el copiloto.

Cuando cruzamos la puerta del aparcamiento, me di cuenta de que más que un parking parecía aquello como dos campos de fútbol colocados horizontalmente. Al aparcar, empezó una pelea enorme: la gente quemaba coches, otros corrían para salvar sus vidas y otros mataban a gente inocente.

Le pregunté a un señor qué estaba ocurriendo, y me dijo que había un terrorista matando gente en el aparcamiento y que los guardias, un grupo de cinco o seis, mataba al azar para descubrir quién era el verdadero terrorista.

El aparcamiento estaba en llamas. Entre la gente que corría esquivándonos y los coches que explotaban, perdí de vista  mi familia. Me quedé sola con los niños de mi coche.

Mientras pensaba cómo podía salvarlos a todos, los escondí tras un coche volcado. Veía gente llorando, niños pequeños solos, gente quemando a gente, personas asesinando a otras e incluso gente suicidándose antes de ser asesinada.

Cuando volví al lugar donde dejé a los dos niños, vi que él no estaba, así que me escondí a solas con la niña, temíamos que los guardias pensaran que nosotras éramos terroristas. Para tranquilizarla, le aseguré que todo saldría bien. La cogí de la mano y poco a poco fuimos avanzando hacia la salida.

Vimos al verdadero terrorista, iba tapado hasta la boca. Tan solo quedaban al descubierto sus ojos, muy negros.

Entonces me di cuenta de que había una escopeta dentro del coche tras el que nos escondíamos, así que le di un puñetazo a la ventanilla y la cogí. La cargué y disparé al terrorista, pero fallé. Él nos apuntó y pensé que era nuestro fin, aunque conseguí dispararle en el pecho sin herir a los guardias que intentaban inmovilizarlo.

Para asegurarme de que ya estábamos a salvo, me acerqué a ver si de verdad lo había matado, pero no lo había conseguido. Ya no tenía la escopeta en mis manos, pero sí unas tijeras que al parecer siempre llevaba y de las que no me había percatado. Se las clavé en el corazón.

Como aún seguía sin fiarme, recorté su piel en una línea recta desde el corazón hasta la mano contraria. Tras eso supe que por fin estábamos seguras.

Desperté.

Generalmente, soñar con padre y madre simboliza el equilibrio de tu parte masculina y la femenina, sobre todo si ellos no discuten en ningún momento, ni siquiera contigo.

Tus hermanos pueden representar esas cualidades que les atribuyas, pero relacionadas contigo, y la pareja de niños desconocidos en el coche, aspectos que aún te son todo un misterio.

Los coches en los sueños, sobre todo el quién lo conduzca, simboliza el nivel de control que tienes con respecto a tu vida. Si normalmente eres quien se sienta al final del coche que entiendo familiar, puede tratarse de una simple recreación de la realidad; pero ir en la parte de atrás indica que no solo otros gobiernan tu vida, en este caso tal vez tu madre, sino que ni siquiera puedes ver a dónde te diriges. En este caso hablaríamos de estar casi por completo supeditada a las decisiones de los demás.

coche-garaje

No obstante, durante el sueño mantienes una actitud dominante, líder, valiente y con la intención de ser quien lo debe hacer todo, cuando lo lógico sería que esperases a que los policías se encargaran del terrorista. Esto me habla de tu personalidad, y como decía, transmite tu seguridad en ti misma y la fuerza de tu carácter. Esto, como imaginarás, es muy positivo, pues indica que, aunque otro gobierne tu vida según la representación del coche, tal vez esto sea así porque no tienes demasiados problemas con la autoridad, que respetas el poder de una madre sobre sus hijos, al menos hasta ser adulta.

Lo que sucede con el conflicto, el terrorista, la escopeta y el caos que vives durante casi todo el sueño, me indica que existe una lucha interna tremenda. Es posible que ciertos aspectos sean elementos residuales, es decir, cosas que hayas visto últimamente en la televisión (quizás alguna quema de vehículos o peleas entre bandas), pero la esencia del sueño es esa: algunos aspectos de ti misma han entrado en una batalla enorme. ¿Por qué? Es lo que vamos a tratar de averiguar.

Os dirigíais al centro comercial, elemento que suele simbolizar los gastos materiales o los placeres de la vida, el adquirir comodidades. Por otro lado, las tijeras suelen representar la necesidad de romper con algo, el sentimiento de decir: ¡ya no más!, mientras que el corazón, allí donde clavas estas tijeras y desde donde haces el corte, representan los sentimientos y asuntos amorosos. El hecho de que realices el corte hasta el brazo derecho también es significativo, pues a esto podría atribuirse la capacidad de prestar ayuda.

Si lo interpretamos todo podemos llegar a una conclusión: estás experimentando sentimientos hacia alguien, pero no quieres que esa persona sea importante para ti. Quieres cortar toda tendencia a echarle una mano (puede que en cuestiones económicas), tal vez crees que pueda llegar a traicionarte, que veas que se está aprovechando de ti, que no lo valore o que se trate de un amigo.

Como última observación, puede aportarnos algo más el que intentes no herir a los policías, posible representación de la autoridad. Esto me dice que quizás esa persona por la que sientes algo no la aceptan tus padres (figuras de autoridad) y por eso rechazas cualquier clase de amor por él.

Parece ser que todo esto te trae de cabeza. Yo te diría que primero escuches esos motivos por los que esa persona no es la adecuada para ti, si de verdad no merece la pena ningún tipo de enfrentamiento por él, déjalo salir de tu corazón. No te obligues a sacarlo de ahí, porque entonces más se te pegará, pero intenta que esos sentimientos vayan desapareciendo. Si, por el contrario, es miedo lo que tienes y esa persona es la adecuada para ti, adelante con tus sentimientos. Tal vez solo se trate de hacer ver a tus padres lo bueno que él tiene para ofrecerte.

Enlaces de interés:

Deja una respuesta