Soñar con… Centros comerciales

Soñé que estaba en un gran centro comercial y que tuve ganas de ir al baño. Dejé a mi hija con su padre y fui, allí había muchas chicas. Cuando vi un inodoro libre, entré. De pronto, una muchacha me llamó y me dijo: «esta niña estaba corriendo y mira cómo está». Salí del baño y vi a mi hija tumbada en el suelo y a una muchacha reanimándola. Pensé que lo había conseguido porque noté la respiración de mi marido, que duerme pegado a mí.

Desperté y fui a comprobar que mi hija estuviera bien. Después, seguí durmiendo y el sueño continuó. Se habían llevado a mi pequeña al hospital, me dijeron que me avisarían si se ponía bien y que no fuera, así que me quedé llorando en el centro comercial con mi hermana.

Entonces vi a Amador Ribas en la planta superior y subí por las escaleras mecánicas corriendo porque me encanta ese actor y la serie. Le hice preguntas sobre si podría actuar en ella o si necesitaban a alguna cantante. Él me dijo que no se encargaba de elegir a los personajes, sino otro hombre. Fui a hablar con él, pero no recuerdo qué pasó.

Más tarde vi a una de las chicas que estaban con mi hija y les pregunté por ella, aunque no me contestaron. Desperté asustada.

significado-de-sonar-con-centros-comerciales

Los centros comerciales, como es lógico, están relacionados con cuestiones materiales, con el dónde invertimos nuestro dinero o nuestros gustos e intereses. En toda economía familiar existe una franja de ahorro y otra de gastos. Es decir, con el dinero que llega a nosotros, un porcentaje suele destinarse a gastos fijos y/o caprichos, y otro, a prever posibles gastos que puedan presentarse. Ese centro comercial de tu sueño está señalando una actitud económica en un principio.

Sin embargo, allí no te encuentras comprando o gastando dinero, sino que sientes la necesidad de ir al baño, lugar donde solemos eliminar las impurezas de nuestro cuerpo y, por tanto, limpiamos tanto pensamientos como cuestiones espirituales.

Esa urgencia para eliminar de ti tal vez una actitud algo derrochadora queda expuesta por medio de este sueño. No obstante, estando allí te avisan de que tu hija está en problemas. Verla tumbada en el suelo puede ser traumático, así que antes de nada, lo más importante es dejar claro que no debes agobiarte más de lo necesario. Hiciste bien en ir a comprobar si todo iba bien cuando despertaste.

De hecho, aunque pueda no estar relacionado con ella, te aconsejaría que no la perdieras de vista por si este sueño se tratara de un aviso para indicarte que corriendo se hará daño.

Sin olvidarnos de esto para no lamentarnos después, lo que atenderemos será al simbolismo del sueño en sí. Los niños pueden estar representando actitudes alegres, desenfadadas o infantiles. Despreocupadas en definitiva. Así, tendría sentido que al intentar purificar esos pensamientos derrochadores esa parte de ti que atiende al disfrute despreocupado del dinero se encuentre sin aire. Por ello te digo que, al margen de la preocupación lógica de una madre, este sueño puede incluso ser positivo.

Tras despertarte, retomas el sueño, algo poco común que consiguen algunas personas. Esto se debe a que te acuestas pensando en ese sueño con el que te has despertado, como si quisieras saber cómo acaba. Sin embargo, al haber sido interrumpido y tu estado haber viajado a la consciencia de golpe, ese regreso al sueño no es del todo real. Es decir, tu sueño se ha vuelto algo superficial, no tan simbólico como la primera parte cuando llegaste a él por medio de las fases del sueño adecuadas.

Así, lo que sucede en él en esta otra segunda parte puede ser entendido como tu tendencia a querer formar parte del mundo del espectáculo. Tal vez tu subconsciente te esté dando un pequeño empujón para que intentes encontrar el modo, como interesarte por cualquier casting que surja o tomar algunas clases, si es que es eso a lo que verdaderamente quieres dedicarte.

Enlaces de interés:

Deja una respuesta