Soñar con… Casa sucia

Soñé que estaba barriendo mi casa porque la veía muy sucia cuando de pronto di con una puerta. De ella salió un hombre que me gusta mucho y al que no veo desde hace casi un año, parecía que aquella puerta daba a su oficina o habitación.

Al verlo abrir, corrí a esconderme porque estaba desarreglada y no quería que viese mi casa tan sucia. Dentro de ella, él me perseguía porque llevaba buscándome mucho tiempo y quería hablar conmigo, sin embargo, yo huía porque sentía mucha vergüenza de que viera todo como estaba.

El sueño me pareció extraño porque él tiene mi número de teléfono y podría llamarme cuando quisiera.

limpieza

Limpiar la casa simboliza la necesidad de deshacerse de una serie de pensamientos ya anticuados, de cambiar la manera en la que percibimos las cosas o incluso nuestro sistema de creencias. Cuando barres, estás limpiando tu interior, y lo que eliminas de ahí son aspectos residuales que ya no te sirven para mejorar, como por ejemplo, cierta negatividad acumulada o la culpa con la que acostumbramos cargar. Te desquitas de la suciedad que esto representa para poder adquirir pensamientos más productivos.

Así te ves, desordenada. Estás en un proceso de cambio, y esto siempre genera cierta inseguridad. Podría decirse que, hasta que no consigas limpiar de ti todos esos residuos que te hacen sentirte avergonzada, no estás disponible para nadie.

Ahí es donde entra él, quien puede representarse a sí mismo o a la idea de enamorarse, a tu aspecto emocional.

Si tienes claro que él simboliza a su persona, desde luego que huyes. Como decía, nadie quiere que le vean cuando se encuentra a medio arreglar, porque aún no somos nosotros mismos, aún no estamos preparados para mostrar nuestro yo y decir: «sí, estas son mis virtudes y estos mis defectos», porque aún están por designar. Mucho menos si se trata de una persona por la que sentimos algo especial, a quien de forma natural y lógica queremos impresionar y hacer que le gustemos. Todos queremos ser correspondidos, por supuesto.

Si él representa la idea del amor, podría significar que te encuentras deshaciéndote de ciertos pensamientos que actualmente te hacen daño, pero relacionados con este tema.

Es decir, tal vez en cuestiones de amor crees que hay algo que debes cambiar, como quizás el ver que, si un hombre no te llama en un año aun pudiendo hacerlo, es porque no tiene interés en hacerlo. Puede ser que en tu mente se haya implantado la idea de dejar atrás esos sentimientos que tienes por él, puede incluso que ya hayas comenzado. Tal vez este sueño suponga una representación de esto que te digo: tú te encuentras limpiando de ti estos pensamientos cuando él aparece sin ser invitado, como si tu subconsciente temiese que, ahora que te has embarcado en ese pequeño proceso de superación (olvidar tus sentimientos por él), él te persiga y te impida seguir hacia delante.

Enlaces de interés:

Deja una respuesta