Soñar con… Carnaval

Soñé con un festival o mini concierto. Había una tarima enorme, y en ella, gente bailando. Vestían como en un carnaval, pero sin máscaras. Todos se divertían oyendo la música.

Observaba a mis amigos en la tarima bailando pegados a la barandilla. Yo, como siempre, apartada de todo lo que tenga que ver con el baile. Se supone que a las chicas se les debe dar bien bailar, pero a mí no.

Así que tan solo los miraba, no recuerdo nada más.

significado-de-sonar-con-carnaval

Todos los elementos que aparecen en tu sueño apuntan a lo mismo: la diversión, o la diferencia entre lo que tú consideras divertido y lo que divierte a los demás.

El hecho de que tus compañeros estén disfrazados, pero no lleven máscara es bastante simbólico. Parece ser que tienes tu propia opinión sobre la actitud de quienes te rodean con respecto a su forma de divertirse. La ropa en los sueños representa la forma de actuar de quienes la llevan con los demás.

Esos disfraces que ves en tu sueño indican que crees que tus compañeros se valen de una fachada para pertenecer al grupo social aceptado. Sin embargo, es positivo que no lleven máscara, pues aunque muestren esa actitud artificial con respecto a lo que les resulta divertido, no llegan a ser totalmente engañosos. Que el rostro no se oculte tras un antifaz carnavalesco te dice que, aunque su actitud sea forzada, simplemente se colocan sus disfraces como uniforme, para advertir a los demás que ellos también pertenecen al círculo que consideran adecuado. Todos bailan y se lo pasan bien, disfrutan con la misma música; esto apoya la idea de que siguen la misma tendencia informal de grupo, que comparten sus intenciones, que están en sintonía.

No obstante, tú no pareces aceptar todo esto, te ves diferente a los demás, por eso te aislas. Podría ser importante fijarse en si tú también estás disfrazada, si de algún modo formas parte del festival, aunque intentes alejarte del baile. Me comentas que las chicas tienen asumido el papel de buena bailarina, sin embargo, esto no debería afectarte. La música debe entrar en ti de forma natural, no como la sociedad te dicte que lo haga. Todos podemos movernos al son del ritmo, lo importante para lograrlo (y que esto nos divierta) es acallar esa voz que nos dice que no valemos para ello y, simplemente, dejar que la música sea quien mueva nuestro cuerpo.

Saber bailar no es más que tener esa ventana abierta a la música y tener el control de ciertos movimientos. Aunque no todos tengan desbloqueada esa capacidad innata, si quieren, pueden aprender a escuchar tanto la música como lo que su cuerpo le pide expresar.

Esto mismo podría ser el mensaje de tu subconsciente: te pide que escuches y que te dejes llevar por lo que dicte tu corazón, por tus verdaderas sensaciones, y que olvides lo que los demás puedan pensar de ti. Es una forma de enseñar a quienes más miedo tienen que el valor de ser uno mismo es la música que todos debería atreverse a bailar.

Deja una respuesta