Soñar con… Cantante

Soñé que estaba en la sala de espera de un hospital y que no dejaba de pensar en que jamás conocería a Alejandro Sanz. De pronto, lo tenía delante.

Fuimos al instituto, y tras eso, estábamos en mi habitación tumbados en mi cama. Yo le comentaba que era su mayor fan, que era mi ídolo y que deseaba profundamente conocerlo en persona. Luego fuimos al salón y él me tocó el culo. Mi marido estaba delante, así que lo encogí y le aparté la mano. Cuando me dijo que se tenía que ir, me puse muy triste.

Después de marcharse, le comenté a mi marido que le tendría que haber pedido el número de teléfono, entonces me dijo que lo había dejado apuntado. Estaba súper feliz, y aunque mi marido puso una cara extraña, me dijo que lo llamara y me fuera con él.

Residual:

Tu sueño posee una fuerte carga residual. Parece ser que en tu sueño se combinan una serie de sucesos instalados en tu cabeza, como esa cita con el médico que te preocupa perder o el hecho de que en la vida real sientas un fuerte deseo por conocer a este cantante, aun sabiendo de la imposibilidad que hay en esto, dado que vives lejos de la capital y la gira de la que has oído hablar solo pasa por ahí.

microfono

A pesar de ello, mantienes en un segundo plano la fantasía por encontrártelo alguna vez en tu día a día, lo que lleva a tu subconsciente a dar forma a estas ideas que se han ido acumulando desde que eras pequeña.

Expresivo:

No obstante, atenderé brevemente el sueño como expresivo, ya que, tras un sueño residual, puede esconderse también un mensaje del subconsciente.

Soñar con un cantante supondría que desconocemos nuestras habilidades musicales, pero si además le atribuyes otras cualidades, podrían ser éstas las que aún debes descubrir, como por ejemplo, la creatividad. Va a depender de lo que para ti signifique este personaje famoso.

Vamos ahora con la acción. Te encuentras de repente con quien siempre has querido conocer, y lo haces en el hospital, un lugar que no está asociado con un cantante. Es decir, un sitio inesperado, como una comprobación de que hasta lo imposible puede suceder.

Después vais a un instituto y luego a tu cama. El instituto puede representar esta fantasía adolescente, y tu cama, la profundidad del sentimiento. Esa ilusión reside en lo más íntimo de ti, y ahí la tienes, tumbada a tu lado, acompañándote.

Cuando bajáis al salón, él se extralimita y te toca el trasero. Tu reacción puede decirnos mucho: podría reflejar que, ni aun tratándose de tu ídolo, serías infiel a tu marido; o que, al ser tu marido testigo de este exceso de confianza, tú te cortas. Piensa cuál de las dos opciones te hizo sentir el sueño y obtendrás una valiosa información para conocerte a ti misma y saber un poco más de tu relación matrimonial.

Por su parte, tu marido permite que estuvieseis tumbados en la cama, que tontee contigo en su presencia y después incluso te anima a que vayas con él porque te ha dejado su número. ¿Por qué? Porque acepta tus ilusiones más allá de lo que pueda molestarle a él.

Creo que este punto es el más importante al margen de haber soñado con elementos residuales, pues tu subconsciente tal vez te esté indicando que en tu marido tienes un apoyo incondicional que no vela más por lo suyo que por lo tuyo, y que podrás contar con su comprensión si, llegado el caso, te dejases llevar por tus ilusiones.

Deja una respuesta