Soñar con… Besos (V)

He soñado algo muy curioso, estaba como en una excursión, iba con un grupo de gente y entre ellos estaba mi antiguo jefe, con el que no nos habiamos llevado muy bien en la realidad, aunque sentía alguna atracción por él. En el sueño pasábamos la noche en una especie de albergue o algo así, cuando vi que él salió, yo fui tras él y nos enrollamos. Me gustaba mucho.

Lo curioso era que nos enrollábamos como a escondidas de algo, había alguna razón por la que nadie podía saber que estábamos juntos. No sé lo que era, pero me he despertado con muchas ganas de que fuera verdad.

sonar-con-besos-jefe

Tu sueño puede estar reflejando un sentimiento o deseo real, o tal vez puede hacer referencia a su significado simbólico. Vamos a atenderlo de las dos formas.

Por un lado podremos ver este sueño como una expresión de un sentimiento o una atracción oculta. Es posible que una parte de ti se sintiera atraída por ese hombre y que, dado que era tu jefe, tú no lo considerases correcto, o que no fuera bien visto por los demás. Es posible también que creyeras que esa atracción no iba a ser bien recibida por él.

Si es cierto que existe esa atracción, puede que sea por algo platónico más que real, o todo lo contrario. En cualquier caso, si sigues sintiendo esas ganas, te recomendaría que hicieras por conocerle, ya que así saldrías de dudas, tanto si al final acaba ocurriendo algo entre vosotros como si no, puede que te des cuenta de que no es como crees y que en realidad no te gusta.

Por otro lado, este sueño puede interpretarse de modo simbólico, por lo que besar a un antiguo jefe podría hacer referencia a una necesidad, deseo o impulso de retomar un camino profesional que en algún momento diste de lado. Puede que te apetezca un cambio en tu vida en ese aspecto, tal vez creas que tu vida laboral está estancada y una parte de ti crea que volver a ese punto anterior es la mejor opción.

De nuevo, esa impresión de que estuviera mal que estuvieseis juntos podría hacer referencia al miedo a una posible reacción si decidieras optar por ese cambio laboral. Es posible que creas que tu entorno no lo acogería bien, puede que temas el juicio de los demás.

Sin embargo, debemos oír a nuestros pensamientos y sensaciones, pues solo así podremos saber realmente qué queremos y qué esperamos de la vida. A veces nuestro camino está delante de nosotros, pero por alguna razón, tal vez por miedo o indecisión, nosotros mismos nos ponemos una venda en los ojos y acallamos a esa voz que nos grita qué quiere de verdad nuestro corazón.

Deja una respuesta