Somos energía

Nuestro cuerpo es energía. Energía que conecta con el resto de energías del Universo —ver Los siete chakras o Cómo meditar—. Esto se nota cuando abrazamos a alguien o recibimos un abrazo y nos sentimos mejor, ya que se produce un intercambio que renuevan y refuerzan las propias. Mediante un abrazo solemos conectar más en profundidad con otra persona que por cualquier otro medio.

También notamos esta vibración enérgica cuando algo nos da escalofríos. ¿No os ha pasado que tocáis a alguien y os da un calambrazo? En ese momento, ambas personas están sobrecargadas y se descargan mutuamente la una en la otra, por ello se produce el choque, porque ninguno de los dos necesita recibir esa energía.

energia

Algunos elementos pueden sobrecargarnos e incluso ciertos pensamientos —ver Procesar las ideas— y piedras elevan la intensidad de nuestra energía. Caminar descalzos por casa puede ayudar a eliminar adecuadamente este excedente, así evitaremos dolores de cabeza o ir electrocutando a quienes nos tocan. E incluso si vemos que aun así estamos sobrecargados (lo notamos en el pelo, por ejemplo), podemos tumbarnos en el suelo unos minutos. No sobre una alfombra, sino en contacto directo con el suelo, así la energía pasará a este y dejará en nuestro cuerpo no más de la necesaria.

Podemos comprobar que somos portadores de energía de una forma muy sencilla. ¿No os ha pasado que estáis buscando una cadena en la radio (con antena, de las de toda la vida) y al alejaros vuelve a oírse con interferencias? Si hacemos la prueba de acercarnos e irnos veremos que se escucha con mucha más claridad cuando estamos justo al lado. Ayudamos a la radio a captar mejor la señal.

Somos antenas, somos conductores. Somos energía.

Lo que sucede es que algunas personas son más receptivas que otras, esto afecta de forma directa a los sueños. Son ellas quienes, en función de si su capacidad sensitiva es más o menos fuerte o si está más o menos desarrollada, las que tienen con mayor frecuencia sueños premonitorios y viajes astrales. Pero también son ellos quienes más cansados se encuentran o con mayor dolor de cabeza; también suelen poseer cierto grado de empatía, ya que conectan de forma innata con las energías de los demás y sienten “en sus carnes” lo que están sintiendo quienes les rodean.

La mayoría de las personas con esta capacidad empática suelen agotarse al conectarse a los sentimientos negativos de otras personas de forma involuntaria, regalando su propia energía para que otros refresquen y eliminen las malas vibraciones que emiten sus cuerpos. Por ello, en compañía de estas poderosas fuentes humanas nos encontraremos más en consonancia con el Universo o sentiremos cierto alivio en dolores físicos y emocionales.

Enlaces de interés:

  1. #1 Meche dijo:

    9 agosto 2015 a las 3:39 pm

    Muchas gracias por compartir, estas oraciones, seguro me serán de mucha ayuda, tengo una duda, será ideal acompañar con alguna vela?

    saludos :)

  2. #2 Elba Luna R. S. dijo:

    11 agosto 2015 a las 8:42 pm

    Hola, Merche:

    Tu pregunta va muy bien encaminada, así que he actualizado el post para incorporar el color de la vela que le corresponde a cada Arcángel.

    ¡Gracias por comentar!

Deja una respuesta