Significado de soñar con ratones

Dentro de la interpretación y el significado de los sueños recopilado en este Diccionario de los sueños, encontramos lo que significa Soñar con ratones.

Los animales suelen simbolizar cualidades que conforman nuestra forma de ser. Así, soñar con ratones apuntará a una característica de nuestra personalidad.

raton

Los ratones están asociados al miedo y a la indecisión, a la falta de seguridad en uno mismo, por lo que soñar con ratones te indicará, siempre dependiendo del contexto, que tienes o estás desarrollando inseguridades.

Normalmente simbolizan el miedo a enfrentarnos a situaciones complicadas, pues la falta de carácter o empuje nos impide luchar por lo que queremos o lo que pensamos. Soñar con ratones puede mostrarnos que nos sentimos insignificantes o poco válidos, es un pensamiento que a la larga podría ser doloroso. Cuando no nos creemos lo suficientemente buenos como para hacer lo que nos gusta, o cualquier otra cosa, nos encerramos en nosotros mismos y permitimos que el resto nos ningunee o pase por encima, devaluándonos hasta no sentirnos nada.

Debemos evitar esto y soñar con ratones puede estar avisándonos de que eso es lo que está sucediendo o lo que ocurrirá si continuamos actuando del modo en que lo hacemos. Se trataría de un toque de atención de nuestro subconsciente para que seamos capaces tomar nuestra propia palabra y hacerla oír.

Por otro lado, soñar con ratones también puede simbolizar que hay algo en nuestra conciencia que no nos deja tranquilos, como pequeños problemas o preocupaciones impidiéndonos el descanso. Habría que tener en cuenta el comportamiento de los ratones del sueño para saber si se trata de lo primero o de esto último. Y, sobre todo, de nuestros sentimientos al respecto. Puede que soñar con ratones nos de miedo o nos agobie, lo cual determinaría cuál de las dos intenciones del sueño se corresponde con la nuestra.

Si se tratase de irritaciones que molestan nuestros pensamientos, tal vez nuestro subconsciente nos intente decir que debemos dejar atrás esas preocupaciones, que no debemos otorgarles tanta importancia (ya que son pequeñas molestias) o que, con un poco de determinación, nos resultaría fácil resolverlas. Todo ello depende, como digo, del resto de elementos interpretativos y de las sensaciones que nos produzca el sueño.

Deja una respuesta