Sueños lúcidos: ¡Estoy soñando!

El hecho de que durante el sueño seamos total o parcialmente conscientes de que estamos soñando es un fenómeno curioso, útil y positivo.

Este tipo de sueños se llaman sueños lúcidos, porque, como su nombre indica, contamos con la suficiente lucidez como para saber a ciencia cierta que lo que estamos viviendo es solo un sueño.

A continuación, una breve lista del modo en que nos beneficia esto:

  • Para aquellos que están aprendiendo a recordar los sueños.
  • Para aquellos que están aprendiendo a deshacerse de las pesadillas.
  • Para aquellos que están desarrollando sus capacidades proféticas.
  • Para aquellos que no encajan en los perfiles anteriores.

Recordar sueños:

Para las personas que están aprendiendo a recordar lo que sueñan, esta es la meta. No solo buscan ser capaces de recuperar una imagen vaga del sueño, sino una fotografía nítida de la escena.

personas

Saber durante el sueño que están soñando supone poder prestar una atención voluntaria a los elementos que luego tendrán que anotar. Conscientes de qué materia será la susceptible a la interpretación, se aferran a estos elementos interpretativos y, al despertar, la dificultad de la tarea para traducirlos por mensajes queda altamente rebajada.


Deshacerse de las pesadillas:

Para aquellos que están aprendiendo a deshacerse de las pesadillas, esta conciencia durmiente les facilitará sobremanera el poder comunicarse con su subconsciente y, sobre todo, el mantener el control de la situación para reconducir el sueño a su beneficio.

Si, por ejemplo, se encuentra envuelto en plástico y ve en frente de sí un dragón escupiendo fuego, siendo consciente de que se trata de un sueño, esa persona podrá colocar en su mano un cuchillo con el que romper el plástico y liberarse. Incluso podrá ataviarse automáticamente con un traje ignífugo para protegerse. Asimismo, podrá disponer de una espada para clavársela al dragón si es que tiene que matarle.

Todas estas acciones están previamente pensadas o reflexionadas para que el durmiente sepa cómo reaccionar si se da el caso. Sobre todo en cuestión de pesadillas recurrentes.


Capacidades proféticas:

Para los que quieren desarrollar sus capacidades proféticas esto también será verdaderamente útil. ¿De qué manera? Durante el sueño, si lo acompaña un guía espiritual, podrá hacerle preguntas que él responderá o no en función del objeto del sueño. Pero incluso las negativas o los silencios puede decirnos mucho.

De igual forma que con aquellos que aprenden a recordar sus sueños, estos también podrán mantener el control del sueño y guardar en su memoria aquello que parece más relevante. En el caso de sueños proféticos, los elementos importantes serán: fechas, nombres, causas, lugares, personajes, etc.


Otros perfiles:

Por último, para aquellos que no encajan en los perfiles anteriormente explicados. Siempre nos beneficiará saber que si morimos en un sueño, no estamos muriéndonos en la realidad.

Esto supondrá una reducción de las pesadillas bastante alta, ya que si se es consciente de lo ficticio, es muy probable que la angustia sea menor. Repetirse una y otra vez «quiero despertar», a estas personas les funciona. Cuando ven que se agobian en un sueño, despiertan voluntariamente.

Esto es admirable, pero sobre todo útil para cuando saben que deben esperar un tiempo para averiguar qué les quiere decir el sueño. Si ven que no aguantan más, despiertan; si lo soportan, esperan e incluso se enfrentan a la situación.

Esta será la cumbre de cualquier persona, pues los sueños están para ser descifrados y resueltos. Recordad que un sueño es una experiencia o idea aún no procesada a la que debemos enfrentarnos o, al menos, oír.

Enlaces de interés:

Deja una respuesta