Personajes, cómo interpretarlos

Las personas que se cuelan en nuestros sueños pueden representar tantas cosas distintas que a veces cuesta diferenciar qué tipo de personaje es o qué papel representa.

En muchas ocasiones soñamos con nosotros mismos o una segunda o tercera persona (tened esto en cuenta para Mis tres yoes), pero en otras, aparecen más, unas veces de fondo, como figurantes, y otras como protagonistas del sueño.

Tendremos en cuenta diferentes aspectos:

  1. ¿Quién es?
  2. ¿He soñado antes con esa persona?
  3. ¿Qué hace?

1. ¿Quién es?

Responder a esta pregunta es tan sencillo como identificar a esa persona. Fijaos bien en si es un desconocido o alguien a quien reconocéis. Si se trata de uno u otro, se tomará de diferentes formas:

Personas

  • Es un desconocido: repasa el sexo y la edad. Es importante determinar estos dos aspectos fácilmente recordables porque puede representar unos atributos u otros. Generalmente, no es imprescindible recordar el rostro o la forma del cuerpo; a no ser que soñar con alguien sin cara sea lo que os perturbe.
  • Lo conozco: bien, esto os servirá de ayuda. Puede ser un famoso, un vecino, un familiar o incluso uno mismo. Esto también encauzará de un modo u otro vuestro sueño, ya que este personaje puede reflejar los aspectos de vosotros mismos que veis en esa persona (por ejemplo, lo clasificáis como alguien cariñoso o precavido); mientras que, por otro lado, puede estar más relacionado con algo que le afecta directamente a esa persona: lleva tatuada una cucaracha (aunque en la realidad no sea así), esto puede deciros que o no confiáis en esta persona o que esta persona no es de fiar.

2. ¿He soñado antes con esa persona?

Si ya habéis podido interpretarlo antes (ahora serán muy útiles vuestras notas de aprender a recordar los sueños), probablemente ya sepáis identificar y traducir lo que representa. Si aún no habéis comprendido qué papel desempeña, no os agobiéis, cada sueño es una nueva oportunidad para llegar al conocimiento subconsciente.


3. ¿Qué hace?

Esto es casi lo más importante de todo lo relacionado con los personajes. Influirá en vuestro sueño si se trata de un mero observador (que llama o no vuestra atención, como el cuarto elemento interpretativo), si es con quien conversáis o a quien preguntáis por qué hay un elefante rosa atravesando la ciudad, o si os va conduciendo por el sueño, tanto literal como metafóricamente hablando. Es decir, os lleva de un escenario a otro o conduce el coche en el que vais.

Enlaces de interés:

Deja una respuesta