Los sueños en las diferentes culturas

Los sueños son entendidos de muchas formas según las diferentes culturas. La influencia de los sueños en la vida diaria de las distintas sociedades aumenta o disminuye en función de en cuál nos encontremos.

Vamos a navegar por las cuatro principales para intentar encontrar ese denominador común que las una aun con sus diferencias.

Actualmente, la cultura occidental puede considerarse la más despegada del misticismo, aunque aún existe una gran convergencia de religiones que facilita la receptividad de la mente humana en cuanto a interpretaciones se refiere. Esto se debe a que suelen compartir la fe en la existencia de un ser superior y, sobre todo, en la defensa de la causalidad y rechazo de la casualidad. Este pensamiento impulsa la necesidad de encontrar un significado en todo aquello que nos rodea y que nos resulta extraño, como el mundo de los sueños.

En la pregunta ¿qué querrá decirme el Universo?, la cultura occidental comunica con la oriental, basada en la creencia de que el ser humano es una pieza importante del manto universal. Según estas reflexiones, nos encontramos conectados a una red de almas, somos parte del Universo, y mediante los sueños, viajamos para encontrarnos con otras y recibir sus mensajes. Se habla de conexión espiritual, algo que también comparte con el resto de culturas (incluso con la occidental, solo que en menor medida).

Por su parte, la cultura islámica también incide en la importancia de los sueños. Aunque tengan varios conceptos para designar el hecho de soñar, no consideran que el sueño sea un estado de inconsciencia, sino uno diferente de la vigilia. Esto es porque, aquellos a quienes se les premie con la comunicación divina, se encuentran despiertos de espíritu, y sus sueños están más relacionados con las visiones que con lo abstracto. Por supuesto, también diferencian entre sueños significativos (sanos) y sueños absurdos (nocivos).

En cuanto a la cultura africana, dado que existe un sinfín de tribus, cada una con sus propias creencias sobre la Creación, las religiones y el sentido de la vida, resulta complicado definir en unas líneas cuál es su perspectiva en cuanto a los sueños. Sin embargo, de todo lo que he leído acerca de ello, podría extraer como sustancia que ven los sueños como una extensión espiritual. Es decir, van más allá que el resto de culturas. Sus creencias le permiten confiar en las conexiones con otros espíritus, ya sean animales, humanos o divinos. Algunos consideran divinos a los animales, es cuestión de matizar, pero a grandes rasgos se concluye que los sueños son mensajes espirituales que indican la suerte o el destino del durmiente.

gato-dormido

En definitiva, puede decirse que los sueños son una pieza clave en la vida del ser humano, pues ya hablemos con mayor o menor fe, todas las culturas parten de la misma idea: el sueño es una expresión, del alma, de nuestros pensamientos, de nuestra emociones; el sueño es, así, una comunicación directa con uno mismo.

Enlaces de interés:

Deja una respuesta