Guías espirituales

Los guías espirituales son los comúnmente denominados como arcángeles. Ellos velan por nuestra vida y los aspectos relacionados con esta. El Universo Místico toma a siete de los que existen en las diferentes religiones y establece unas oraciones para que nos cuiden y protejan allí donde sea su competencia.

Estos son los siete arcángeles o guías espirituales, y lo que aparece entre paréntesis, el color de la vela que podéis usar para rezarles:

  • Miguel (azul).
  • Gabriel (blanca).
  • Rafael (verde).
  • Uriel (naranja).
  • Jofiel (amarilla).
  • Chamuel (rosa).
  • Zadkiel (violeta).

San Miguel Arcángel:

Encabeza la lista el Arcángel Miguel porque es él quien se encarga de mantener la paz en la tierra y de alejar el mal de nosotros.

angel

Oración a San Miguel Arcángel:

Si queremos invocar su fuerza, debemos recitar su oración:

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha, sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Que Dios humille su soberbia, y tú, Príncipe de la Milicia Celeste, arroja al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas.

Amén.


San Gabriel Arcángel:

San Gabriel es a quien se debe recurrir cuando tienen lugar enfrentamientos en una familia manteniéndola dividida, pues él velará por deshacer la rabia de aquellos que se dejan llevar por el orgullo.

También es el protector de las embarazadas y quien vela por la fertilidad de la mujer y por el buen desarrollo del feto.

Oración a San Gabriel Arcángel:

Si queremos implorar la gracia de este Arcángel, debemos orar del siguiente modo:

Oh, Dios, que entre todos los ángeles elegiste al Arcángel Gabriel para anunciar el misterio de tu Encarnación; concédenos benignamente que los que celebramos su festividad en la tierra, experimentemos su patrocinio en el cielo.

Amén.

Después, añadiremos el favor que deseamos sea concedido por San Gabriel.


San Rafael Arcángel:

Es el Arcángel velador de los enfermos, el que sana, quien se asegura de que los matrimonios bendecidos encuentren la felicidad en su hogar, quien aleja la enfermedad de quienes amamos.

Oración a San Rafael Arcángel:

Si deseamos atraer el poder del Arcángel Rafael, oraremos lo siguiente:

Glorioso Arcángel San Rafael, medicina de Dios, que guiaste a Tobías en su viaje para cobrar la deuda de Gabelo, le preparaste un feliz matrimonio y devolviste la vista a su anciano padre; guíanos en el camino de la salvación, ayúdanos en las necesidades, haz felices nuestros hogares y danos la visión de Dios en el Cielo.

Amén.


San Uriel Arcángel:

Es el protector de las tierras, él recompensa el trabajo fatigoso y a quienes se encuentran atravesando duras lecciones de vida. San Uriel los acompaña en los momentos más difíciles.

Oración a San Uriel Arcángel:

Si queremos que Uriel nos bendiga y guarde para que no nos apartemos de la lucha que nos corresponde, debemos orar así:

Oh, Dios, que con inefable providencia te dignas enviar a tus santos ángeles para nuestra guarda, accede a nuestros ruegos y haz que seamos siempre defendidos por su protección. Señor, tú que nos confías a tus ángeles para que nos guarden en todos nuestros caminos, concede propicio que, por intercesión de tu glorioso Arcángel San Uriel, nos veamos libres de los peligros presentes y asegurados contra toda adversidad.

Glorioso Arcángel San Uriel, poderoso en fortaleza, imploro tu continua custodia para alcanzar la victoria sobre todo mal espiritual o temporal. Protector mío, (pide aquí lo que deseas). Concédeme la gracia que te solicito si es conveniente para el bien de mi alma, acompáñame y guía todos mis pasos hasta alcanzar la vida eterna.

Amén.


San Jofiel Arcángel:

A él recurriremos si necesitamos iluminación espiritual, si necesitamos asegurarnos de que no nos hemos desviado del camino de la verdad. Él vela por que nuestra alma se mantenga en equilibrio.

Oración a San Jofiel Arcángel:

Y para ello, recitaremos la siguiente oración:

¡Oh, sabio, radiante, esplendente y amado Arcángel Jofiel!, nuestras mentes y corazones están ávidos de penetrar en los laberintos insondables y misteriosos de la sublime ciencia del conocimiento de la divinidad, de la potestad y del espíritu del Señor Dios que nos creó, quien nos guía y ama desde la cuna al ataúd. Tú, muy amado Arcángel Jofiel, ilumina nuestra senda con la luz de la eterna sabiduría, líbranos de la amenaza de la duda y la incomprensión, y nutre nuestro espíritu con la cuota indispensable de saber para que nos conduzca seguros al edén prometido a los justos.

Amén.


San Chamuel Arcángel:

San Chamuel es el protector del amor sincero, honesto y desinteresado, quien impide que sea corrompido o apartado de nuestra vida. Es él a quien confiamos nuestra capacidad para amar incondicionalmente y quien custodia dicho amor con cuidado diligente.

Oración a San Chamuel Arcángel:

Si queremos rogarle por no perder sus gracias, podemos orar así:

Querido Arcángel Chamuel, te amo y te bendigo. Te ruego que me mantengas sellado en un pilar de llama rosa de amor y adoración a Dios hasta que se haga contagiosa a toda la vida con la que yo contacte hoy y siempre. ¡Te doy las gracias!

Amén.


San Zadkiel Arcángel:

Cuando la pena invade nuestra alma, San Zadkiel nos protege y alivia llevándonos a conclusiones relacionadas con el amor y la verdad. Así nos cuida del desasosiego y nos aleja de pensamientos amargos.

Oración a San Zadkiel Arcángel:

Si necesitamos de su favor, a él recurriremos con la oración que aquí os dejo:

Oh, Señor, acudimos confiados a Tu Divina potestad para que, en mérito a Tu infinita muestra de amor de Padre y Protector, dispongas que el Arcángel Zadkiel proteja como ayer, hoy y siempre a la indefensa humanidad, especialmente a los niños. Que el espíritu maligno sea definitivamente aniquilado y que el amor reine entre nosotros, así como Tu amor se nos manifiesta pleno e inagotable.

Amén.

Enlaces de interés:

Deja una respuesta