Fases del sueño

Hemos hablado de cómo se procesan las ideas y de los diferentes tipos de sueños y iveles de consciencia, pero aún no os he explicado el funcionamiento del cerebro mientras dormimos. Y a ello dedicaré este post.

Es importante distinguir dos fases:

  • Fase no REM.
  • Fase REM.

Fase no REM:

Dentro de esta fase encontramos además diferentes niveles que harán que nuestro consciente vaya alejándose cada vez más del estado de vigilia y el subconsciente tome terreno. Conforme se sobrepasan estos niveles, más profunda es nuestra inmersión y más cerca estamos de los sueños que buscamos interpretar. Antes de alcanzar la fase REM, nuestro cuerpo atravesará cambios debidos a la relajación del descanso, tales serán una disminución progresiva del ritmo cardíaco y de la actividad cerebral, entre otros. Llegar a la fase REM nos llevará hora y media aproximadamente desde que comenzamos a dormir.

leon-dormido

Llegados al punto más profundo del estado durmiente, el cuarto nivel, nuestro cuerpo y nuestra mente está preparada para recibir al subconsciente, y cuando lo hace, los niveles y los cambios que ha experimentado el cuerpo se revierten. Entonces llegan los movimientos oculares, comúnmente denominados REM.

Es posible que se sueñe durante la fase no REM, aunque no sea lo usual. Estos sueños son, generalmente, demasiado abstractos y con una iluminación muy oscura, casi sin elementos interpretativos.


Fase REM:

La fase REM es aquella en la que sentimos con mayor intensidad la actividad cerebral, y en lugar de despertar como cabría esperar, lo que sucede es que nos sumergimos en un sueño muy, muy profundo y conectamos al fin con nuestro subconsciente. Tras unos quince minutos, se reinician las fases y niveles del sueño, aunque no todas se alcancen siempre. Con cada vuelta, la fase REM se hace más larga (entre veinte y cuarenta minutos).

En esos momentos es cuando soñaremos principalmente de forma lúcida. Despertarse durante esta fase (ya sea por un ruido o porque alguien nos saque del trance) suele conllevar el recuerdo del sueño y una mayor captación de elementos clave para la interpretación. Esto es importante para los que estéis aprendiendo a recordar los sueños.

Dado el proceso de las fases, es muy frecuente que solo recordemos uno de los sueños, pero es posible que tengamos unos cuantos en función de las horas de descanso.

Enlaces de interés:

Deja una respuesta