El día de San Valentín (14 de febrero)

San Valentín:

¡Quién no sabe qué se celebra en San Valentín! Sí, por supuesto, es el amor, y además, cualquier tipo de amor, incluso el fraternal.

Ya desde pequeños nos hablan del 14 de febrero como un día en el que todo son rosas y tarjetas de amor, porque no hay nada mejor que celebrar la felicidad.

Si sientes algo especial por alguien, ¡debes decírselo! Y desde luego, si no sabes cuándo, el día de San Valentín te lo pone fácil, pues es el momento en el que en cierto modo se espera que hagas eso que durante todo el año no te atreviste a hacer, como confesarle a esa persona especial lo mucho que te importa.

cuando-por-fin-te-mira

Y es que tan solo con pensar en que los planetas se alinearán por fin y te mirará, provoca que vayas por las esquinas con la sonrisa bien puesta.

Este día hasta los institutos se visten de rosas y ramos completos, bombones, peluches, caramelos y tarjetas para declarar ese amor tan caprichoso como es el adolescente, pero que absorbe como el que más. Todo es dulzura y romanticismo, todas son palabras bonitas y vuelcos en el corazón cuando oyes el timbre de tu puerta. ¿Será quien deseas con toda tu alma que sea?

peluches

Sin embargo, San Valentín se disfruta aún más cuando ya tienes pareja, pues ese día será para vosotros uno más en el que daros todos los mimos que os merecéis, un día para olvidar las rencillas y sonreírle a la vida porque sois afortunados de teneros el uno al otro.

Y la ilusión de haber preparado algo especial para alguien que sabes que lo apreciará. Sorpresas, juegos y risas serán vuestros mejores aliados durante el día; y por la noche, la intimidad, la conexión y la libertad de amar como nunca habéis amado, porque el amor es tan infinito como el horizonte, que cuanto más te acercas a él, más se aleja, y a su vez, más te llena.

Vosotros, junto con millones de parejas enamoradas, participaréis de forma inconsciente en la restauración del equilibrio del Cosmos, combatiendo la dureza de los tiempos con lo más valioso de la vida: el amor.

Desde la categoría más romántica de Lo que dicen los sueños hablaremos sobre este día, sobre el amor en general y sobre ideas para San Valentín, desde juegos de San Valentín hasta manualidades para regalar. También contaremos anécdotas y pondremos de manifiesto las mayores locuras hechas por amor.

¡No os lo perdáis!

parejas-enamoradas

Disfraces para parejas

Son muchas las ocasiones en las que podemos aprovechar para disfrazarnos de forma original con nuestra pareja, ya sea para una Carnaval, Halloween o cualquier fiesta temática. Y es que, en realidad, cualquier momento es bueno para disfrutar con la persona que más quieres. Así que hemos preparado unas ideas para poneros fácil la elección del disfraz en pareja.

Disfraz del monstruo de las galletas:

El primero que os vamos a enseñar es este disfraz del monstruo de las galletas para él, y de saco de galletas para ella. Para hacer la parte del disfraz de chico, utilizaremos como base un mono aterciopelado de color azul. ¿Dónde podemos conseguir esto? Seguro que en grandes superficies podremos adquirir pijamas baratos con este color.

disfraz-para-parejas-san-valentin-monstruo-de-las-galletas

Para la parte de la cabeza, necesitaremos un gorro celeste o, en su defecto, un pedazo de tela de lana que podamos adaptar con un poco de maña a nuestra cabeza. Para hacer los ojos, nos valdremos de bolas de porexpan (o corcho blanco) y un rotulador negro para pintar las pupilas.

Para la parte de ella, utilizaremos de base un vestido negro (o cualquier otro tipo de prenda de color negro u oscuro). Para hacer las galletas necesitaremos comprar una cartulina de color beige o marrón clarito y recortarla haciendo círculos. Sobre estos círculos pegaremos unos trocitos de una cartulina más oscura que simularán las pepitas de chocolate. Lo último que nos faltaría sería juntar el vestido con las galletas, y para ello las coseremos con un hilo de color similar a éstas para que no se note. También podremos usar pegamento de tela.

disfraz-para-parejas-san-valentin-tatuaje-pareja

Disfraz de escaladora y rocódromo:

Este disfraz es de los más originales que nos vamos a encontrar. Para la parte del escalador, no necesitaremos muchas cosas extrañas: un casco de bicicleta o de skate (si no tenemos equipamiento de escalada en casa) nos podrán hacer el apaño; ropa deportiva y un par de metros de cuerda. Un puñado de mosquetones harán el resto.

disfraz-para-parejas-san-valentin-rocodromo-escaladora

Llevar zapatos de tacón es algo opcional, quizá no sea el calzado más adecuado para practicar este deporte, pero desde luego, le da al disfraz un toque distintivo.

Para la parte del rocódromo vamos a necesitar mucho cartón y témperas de colores. Al cartón le añadiremos cinta para poder atárnoslo por el cuerpo y lo pintaremos de gris y así simular la piedra. Para hacer las rocas salientes, usaremos porexpan. Lo cortaremos con un cúter y le daremos el color con la pintura que hayamos escogido. Para realizar los agujeros donde se sitúan los dedos, y para que nos resulte mucho más cómodo y fácil, podríamos optar por un extractor de corazones de manzana.

  1. #1 rubenita dijo:

    17 julio 2015 a las 11:12 pm

    Hola, interesante el tema de hoy, es dificil dejar de pensar, vienen una y otra vez los pensamientos.

    Algo que me resulta ( a veces) , es pensar en cualquier otra cosa, y sin darme cuenta olvide el primer pensamiento, pero no siempre funciona, hoy al menos no jajaja.

    algo que concuerdo es que no se debe iniciar ninguna relacion, ni siquiera una aventura, porque esas relaciones enmascaran la verdad, nos entusiasmamos si la cosa ” aparentemente va bien”, pero es pasajero, si va mal la cosa o termina mal, surje un efecto rebote y todo el dolor de la desilucion se suma al dolor que tuvimos con la persona que terminamos y se vuelve en nuestra contra y es peor, (esto me paso), tambien me paso que lo empece a sobre llevar, alcance el punto maximo de dicha, no pensaba en el, pero cai del cielo donde estaba, y tuve dos recaidas, (replicas del gran terremoto) donde senti que volvi al inicio del duelo y me he sentido muy mal estos dias.
    Ya tengo aceptada la situacion, se que no hay mas, por donde vea la cosa la unica solucion es seguir olvidando, a veces pienso que no lo lograre… eso me da miedo, y no se porque duele tanto si ya acepte que no existe la mas minima posibilidad….realmente murio la posibilidad, asi lo veo yo.

  2. #2 Elba Luna R. S. dijo:

    18 julio 2015 a las 3:35 am

    Muchas gracias por comentar, Rubenita.

    Efectivamente, surge el “efecto rebote”, porque hasta que mente y corazón no estén listos, lo que creas como superación será un reflejo de la necesidad de superarlo.
    De la misma forma te digo que las recaídas son normales, ¿y sabes qué las provocan? Los pensamientos, nada más. La etapa más difícil es la primera, una vez controlados, si algo te afecta, enseguida lo dejas fuera. Aunque no todos los baches son recaídas, tener unos días malos no debe hacerte pensar que debes comenzar de nuevo. Es solo “una mala época” totalmente controlable y superable.
    Lo más importante, sin embargo, es el tiempo. Puede sonar tópico, pero es cierto. No te desesperes. Hay veces que, por la necesidad de encontrarse bien, uno se obliga a estarlo y eso no funciona. Sí lo hace, como decía, introducir automensajes positivos: “lo superaré; mañana es una nueva oportunidad; todo pasará; soy más fuerte que nunca; me he levantado siempre, ahora no será menos”… Y lo que tú dices, pensar en otras cosas, mantenerte ocupada.
    Y de verdad que llega el día en el que dices: “por fin vuelvo a ser yo misma”. No te asustes si ese momento no llega hasta un largo periodo de tiempo después.

    ¡Mucho ánimo y fuerza! Sigue adelante, poco a poco :)

Deja una respuesta